Respuestas claras

Respuestas claras

Abril 19, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Los dineros para gastos reservados o para hacer inteligencia se entregan a las Fuerzas Militares porque hay confianza en la institución y en el buen manejo que se les dará a esos recursos.

Son presupuestos destinados a disponer de las herramientas necesa1rias, obtener información y adelantar las labores que se requieren para garantizar la protección de la Nación, razón por la cual demandan la mayor transparencia y responsabilidad.

Por eso, cuando suceden hechos de corrupción como los que se habrían presentado en algunas dependencias de las Fuerzas Armadas, debe haber claridad.

En qué se usó el dinero, quién ordenó las asignaciones, cómo se permitió que se esfumaran recursos millonarios, a dónde fueron a parar los $15.000 millones que según las investigaciones se habrían perdido entre el 2013 y el 2017, es lo que necesitan saber los colombianos.

También se debe explicar por qué el Ministerio de Defensa y los mandos militares guardaron silencio durante varios días pese a la gravedad de las informaciones reveladas.

Ahora suprimen el Comando Conjunto de Inteligencia y la Oficina Regional de Inteligencia, dando a entender que en esas dependencias está el origen de los desfalcos.

Así no se puede manejar un asunto de tanta trascendencia para el país, que involucra la seguridad nacional.

Y se propina un golpe a la confianza en el Estado y en sus Fuerzas Armadas, una de las instituciones que mayor aprecio y credibilidad tiene entre los colombianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas