Que respondan

Escuchar este artículo

Que respondan

Septiembre 04, 2019 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Si hay otro ejemplo del centralismo absurdo que va en detrimento de las regiones, ese es el de la construcción de los doce megacolegios del Valle.

Las obras, que son prioritarias para garantizar la educación en condiciones dignas, están paralizadas o ni siquiera han comenzado pese a que ya el departamento hizo el aporte que le correspondía.

Poco se puede hacer porque quien administra los recursos, toma las decisiones y supervisa las construcciones es el Fondo de Infraestructura Educativa.

El asunto es así: en lugar de que los dineros para inversión lleguen a las regiones, estas le deben girar plata a la entidad creada por el Gobierno Nacional para poder hacer las obras, lo que es un claro retroceso en el proceso de descentralización que le da cierta autonomía a la provincia.

La consecuencia en el caso del Valle es que aunque hace tres años cumplió su compromiso de aportar $17.000 millones para hacer los colegios, hoy en siete de ellos las obras aún no se han comenzado y los otros cinco presentan retrasos de hasta el 70%.

Por esa razón hoy hay siete mil estudiantes afectados, que reciben clases en otras instituciones educativas, que a su vez están colapsadas por la sobrepoblación escolar.

Frente a ello, el Valle no espera que los contratistas y el Fondo le sigan explicando lo inexplicable, sino que le respondan por los recursos que ya entregó y que están destinados a atender a los estudiantes que necesitan del apoyo del Estado para poder educarse.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS