Patrimonio amenazado

Patrimonio amenazado

Junio 29, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La Ermita, ese ícono religioso que es la imagen más representativa de Cali ante el resto del mundo, hoy muestra las marcas del descuido, el abandono y la indiferencia que le han ido robando su brillo ancestral.

Se construyó hace 76 años en honor a la capilla que llevaba el mismo nombre y que fue derribada por un terremoto en 1787, desde entonces ese monumento es una representación de la fe de los caleños y un símbolo de la ciudad.

Tristemente, La Ermita está en un estado lamentable, con sus paredes resquebrajadas, sus relojes detenidos, las campanas insonoras, sus vitrales deteriorados y su techo cubierto de maleza, como se mostró en un video publicado en este diario.

Esas evidencias llevan a preguntarse cómo la ciudad ha permitido que uno de sus símbolos llegue a tal estado o porqué el Municipio no ha hecho lo necesario para preservar el que es uno de sus patrimonios religiosos, culturales y arquitectónicos.

Recuperar La Ermita es imprescindible y necesita del apoyo de los caleños, del aporte del sector privado y sobretodo de las entidades del Estado que tienen la obligación de velar por la preservación de los símbolos que representan a la ciudad.

Son $1600 millones de pesos lo que costaría la restauración total de la iglesia.

Que todos aporten para salvar a La Ermita, ese legado que les pertenece a todos los caleños.

VER COMENTARIOS
Columnistas