Otra tragedia inexplicable

Otra tragedia inexplicable

Marzo 13, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Diez muertos, dieciséis heridos y muchos interrogantes es lo que deja hasta ahora la masacre cometida en una escuela de Sao Paulo, Brasil.
Por qué dos jóvenes exalumnos del plantel, de 17 y 25 años de edad, se ponen de acuerdo para entrar armados, esperan a que los estudiantes salgan al descanso para que la devastación sea mayor y luego se suicidan sin dejar ninguna explicación, es lo que deberán resolver las autoridades.
No es la primera vez que Brasil se enfrenta a una tragedia como esa.
La llamada matanza de Realengo ocurrió en el 2011 en una escuela de Río de Janeiro, a donde ingresó un exalumno, mató a doce adolescentes y se suicidó dejando una nota donde explicaba su acción.

En el 2017 fue un niño de 14 años de un colegio de Goiás, en el centro de Brasil, el que disparó y ocasionó la muerte a dos de sus compañeros y dejó heridos a otros seis.

El porqué de tanta insania es la gran pregunta.

En los dos casos anteriores, sus autores se justificaron asegurando que estaban hartos del matoneo al que había sido sometidos durante años, mientras que las razones de quienes cometieron la masacre en Sao Paulo están por establecerse.

Son comportamientos inexplicables que se repiten por igual en escuelas de Brasil, en colegios de Estados Unidos o en guarderías de Bélgica, y demuestran hasta donde es capaz de llegar la irracionalidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas