Oído a la comunidad

Oído a la comunidad

Enero 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Las alertas que están dando los pobladores de la zona rural de Cali sobre la contaminación de los ríos que alimentan sus acueductos, deben ser escuchadas.Ellos están denunciando los cambios que sufren las cuencas y los efectos que causa la minería ilegal, que se ejerce sin control efectivo en los Farallones y en los alrededores de la ciudad.Si bien las mediciones de la CVC y de la Dirección Nacional de Parques no revelan rastros de cianuro, mercurio o de otros minerales contaminantes en niveles mayores a los permitidos, hay advertencias como la del Instituto Cinara de que sus efectos sí se sentirán a mediano y largo plazo.Proteger los ríos y el agua que abastece a la zona rural de Cali, así como controlar actividades que los afectan como la minería ilegal, es una obligación si se quiere evitar un problema de salud pública para sus habitantes.

VER COMENTARIOS
Columnistas