¡No más violencia!

¡No más violencia!

Agosto 27, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

De nuevo el fútbol en Cali es la disculpa para el desorden, la anarquía y la violencia.

Hace unos días quienes se dicen seguidores del Deportivo Cali protagonizaron disturbios a la salida del Estadio de Palmaseca en un encuentro con el Medellín, y ahora los seudo hinchas del América se enfrentaron con la Policía luego del partido con Millonarios.

En el medio quedaron los caleños, soportando desmanes en la vía a Palmira o asonadas alrededor del Pascual Guerrero.

Lo que en el pasado era una diversión para disfrutar en familia, ahora es motivo para batallas campales.

Eso no le sirve a la sociedad colombiana y menos a Cali.

Los directivos de los equipos deben ser conscientes de lo que ocurre y no permitir ni apoyar a las barras que se tomaron las banderas de los equipos para cometer tropelías .

Si bien se han hecho algunos esfuerzos para aplicar la ley del fútbol, esta ya parece inútil.

Si el fútbol es motivo de discordia y agresión debe considerarse la posibilidad de suspenderlo.

Las autoridades tienen la obligación de tomar decisiones, no de poner paños de agua tibia como suspender una tribuna del Estadio de Palmaseca y prohibir el ingreso de banderas, llenas de consignas violentas.

Estas sanciones no solucionan el problema. Si el fútbol no es ejemplo de convivencia sino un motivo de discordia, no le conviene a Cali ni a Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas