Imposible retroceder

Imposible retroceder

Octubre 04, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Colombia ha hecho un esfuerzo importante para despejar de minas antipersona el territorio nacional.

Luego de décadas de sufrir los efectos de esa práctica inhumana y perversa, que en tres décadas lesionó o mató a 11.400 colombianos, el país ha conseguido declarar libres de tales artefactos a 264 municipios y dos departamentos.

Sin embargo, el trabajo positivo que se ha hecho estaría en riesgo por la aparición de nuevos campos sembrados con esas minas escondidas, invisibles y que pueden causarle daño a cualquiera.

Según el Gobierno Nacional, en los meses recientes se han detectado nuevas zonas en las que el narcotráfico, paramilitares o disidencias de la guerrilla estarían colocando esos aparatos explosivos, para evitar el ingreso de la Fuerza Pública o de los pobladores a ciertos territorios.

Esa es la razón para que de 56 accidentes reportados en todo el 2017 se haya pasado a 101 casos ocurridos en lo que va de este año.

Si algo representa la maldad de la guerra y viola los derechos humanos más elementales, esas son las minas antipersona.

Ya Colombia sufrió lo suficiente con ellas, por eso no puede permitir que su zona rural vuelva a llenarse de esos artefactos y que se pierda el esfuerzo para desminar el país.

Y mucho menos que los criminales las usen para amedrentar y perpetuar sus negocios.

VER COMENTARIOS
Columnistas