Hay que detenerlos

Hay que detenerlos

Junio 26, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El Valle conoce bien el daño ambiental y social que causa la minería ilegal, por eso la preocupación que generan las denuncias sobre la llegada de mafias extranjeras al Departamento para explotar ilícitamente sus recursos naturales.

Eso es lo que estaría sucediendo según lo informaron la CVC, Parques Nacionales Naturales, la Gobernación y los ministerios de Minas y de Relaciones Exteriores durante una reunión de la Mesa Técnica Minera de la región.

Si se confirma, ello significaría que esas empresas criminales que ya se han detectado en departamentos como Antioquia y Chocó, se estarían trasladando al Valle con sus dragas y excavadoras con las sacan el oro de los ríos o de las montañas mientras le causan heridas a la tierra, deforestan las selvas y contaminan las fuentes de agua.

De confirmarse, el Valle estaría frente a una situación crítica luego de luchar durante años contra la minería ilegal.

Frescas están en la memoria las imágenes de Zaragoza, donde como efecto de esa actividad se desvió el cauce del río Dagua, se puso en riesgo el suministro de agua para Buenaventura, se generaron problemas de violencia, y se afectó la infraestructura vial que conduce al principal puerto de Colombia.

También está el ejemplo de los Farallones, la gran reserva natural del Valle, donde nacen seis de los ríos caleños y hacia donde estarían dirigidas las miradas de esas mafias foráneas.

Detenerlas es deber de las autoridades, antes de que causen un daño ambiental irreversible y traigan más problemas sociales y de seguridad al Departamento.

VER COMENTARIOS
Columnistas