Gana - gana

Escuchar este artículo

Gana - gana

Enero 22, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

La protección de los ecosistemas en el Valle se puede convertir en un gana – gana para todos.

Así lo demuestran las alianzas entre campesinos de municipios como Dagua, Palmira, Buga y El Águila, con entidades del Gobierno y organizaciones ambientalistas para apoyar la conservación del oso de anteojos en esas zonas del departamento.

Los dueños de predios que se encuentran cerca al que ha sido el hábitat natural de esta especie, aceptaron ceder parte de sus terrenos para restaurarlos con la siembra de árboles y recuperar los corredores forestales por los que se mueve, se alimenta y se reproduce el también llamado oso andino.

A cambio de ello los donantes se benefician con insumos agrícolas, bancos de forraje para el ganado o la construcción de establos más productivos que eviten el pastoreo en las zonas de reserva.

Hasta ahora van 2066 hectáreas intervenidas, 106 restauradas y se han mejorado otras 865 hectáreas de hábitat del oso de anteojos.

Proyectos como estos demuestran que el trabajo de recuperar y proteger el medio ambiente no es tarea exclusiva de los gobiernos; la participación de la sociedad es indispensable cuando se trata de frenar el deterioro al que se ha sometido el Planeta.

Y corroboran que es posible cuidar los ecosistemas, hacer un uso sostenible de sus recursos naturales y beneficiarse social y económicamente con esas acciones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS