Firmeza y autoridad

Firmeza y autoridad

Enero 17, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

A Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México, le estaría funcionando su plan de choque contra el robo de gasolina, que ocasiona en ese país pérdidas anuales cercanas a los US$4.000 millones.

A fines de diciembre el mandatario ordenó detener el bombeo de combustible a través de oleoductos del centro y el occidente del país, y hacer la distribución con carrotanques.

Al mismo tiempo envió cuatro mil soldados a vigilar los 17.000 kilómetros de la tubería e intervino el sistema de bombeo de Pemex para detectar si había cómplices de ese delito entre los trabajadores de la estatal petrolera.

Pese a las protestas por el desabastecimiento que ocasionó la medida y a las incomodidades que padecieron los mexicanos durante varios días mientras la distribución se ajustaba, los resultados ya se ven.

En un mes han sido detenidas 435 personas, incluidos algunos altos funcionarios de Pémex, y se han abierto 1831 investigaciones judiciales; también se han identificado 1022 tomas clandestinas e incautado 4,5 millones de litros de combustible.

Y para tranquilidad de todos, el abastecimiento en las estaciones de gasolina se ha normalizado en la mayoría de estados mexicanos.

El plan de López Obrador no fue el más popular y las críticas en su contra arreciaron, pero cuando una nación se enfrenta al robo sistemático y millonario de combustible -como sucede por igual en México o en Colombia o en Brasil- el camino es actuar con firmeza y autoridad.

VER COMENTARIOS
Columnistas