Escuchar este artículo

El valor de la música

Agosto 04, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

La Escuela de Música de Desepaz no es solo un lugar para aprender a tocar un instrumento o hacer parte de una orquesta.

Ahí, en ese espacio que primero estuvo en la iglesia del barrio, luego en una casona del Icbf y después en su propia sede de tres pisos, con ocho salones de clase, se forjan sueños y se abren las puertas para pensar que el futuro puede ser diferente.

Hace 15 años, cuando se creó la Escuela en ese barrio tan necesitado del oriente caleño, gracias a la insistencia del sacerdote Gersaín Paz y al apoyo de Proartes y del maestro Paul Dury, entonces director de la Orquesta Filarmónica de Cali, 60 niños sintieron que tendrían una oportunidad en la música y también en la vida.

Hoy son 320 los que persiguen ese futuro y esperan seguir los pasos de otros, que como ellos se formaron en la misma escuela y ahora son profesionales que recorren el mundo mostrando lo que aprendieron o incluso son sus maestros.

Sus experiencias demuestran que con la cultura, en este caso con la enseñanza de la música, se ayuda a forjar mejores ciudadanos y comunidades más sanas, donde sus niños y jóvenes pueden pensar en un mejor porvenir.

Por ello hay que seguir apoyando a la Escuela de Música de Desepaz, a esos maestros y estudiantes que siguen deleitando con sus conciertos virtuales y que son símbolo de esperanza y orgullo para Cali.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS