Escuchar este artículo

El ejemplo de Gabriel Ochoa

Agosto 09, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

El doctor Gabriel Ochoa Uribe fue un ejemplo de cómo construir una vida en la cual el éxito se edifica a partir del esfuerzo, la disciplina y la honestidad.

Lo más notorio de su trayectoria fueron los múltiples títulos que obtuvo como futbolista y director técnico de tres de los equipos más importantes de Colombia.

Pero detrás de ese registro de triunfos difícil de alcanzar, el doctor Ochoa fue un maestro, un hombre dedicado a construir mejores personas y a forjar ciudadanos de bien además de futbolistas.

Su sabiduría en el fútbol y su esfuerzo permanente por formar a sus pupilos le hizo merecedor del respeto de quienes trabajaron bajo sus órdenes y de quienes conocieron su trayectoria.

Y queda también el otro ejemplo, el del colombiano que superó todas las dificultades y limitaciones mediante el esfuerzo y el compromiso que lo llevaron a ser un médico reconocido por sus ejecutorias.

Todo ello lo llevó a ganarse el respeto y el reconocimiento de un país que ve en él una figura digna e imitar, que usó la autoridad y la firmeza como herramientas para transformar la vida de quienes fueron sus amigos, sus jugadores o sus pacientes.

Tras su muerte a los 90 años, el profesor Ochoa, como también lo llamaban quienes tuvieron la oportunidad de formarse bajo sus indicaciones, dejó un gran legado:

Para obtener el triunfo y merecer el reconocimiento se requiere ante todo ser una persona de bien.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS