El descaro

El descaro

Noviembre 07, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El cinismo de Odebrecht en Colombia no puede ser mayor.
Como si los delitos de corrupción que cometió durante años fueran un asunto menor, ahora pretende pagar lo que ellos llaman una ‘indemnización integral’, no para responder por el daño que causaron sino para que cesen todos los procesos jurídicos contra la empresa y sus funcionarios investigados.

Su intención va más allá: con el pago pretenden quedar libres de culpa para tener la opción de seguir contratando con el Estado y participar en la adjudicación de las grandes obras de infraestructura que se adelantarán en el país.

Las ofertas de Odebrecht comenzaron en $31.000 millones, subieron a $96.000 millones y llegaron a $106.000 millones, e insisten en hacer otra propuesta más alta para alcanzar un acuerdo con la Justicia colombiana.

Su sorpresiva pretensión recibió el rechazo unánime de la Fiscalía como ente acusador, la Contraloría que representa al Estado como víctima en el proceso penal, y la Procuraduría en su condición de ministerio público; las tres entidades le han negado a la empresa brasileña cualquier clase de trato en ese sentido.

Que Odebrecht le pague a Colombia todo el daño que causó al entregar sobornos para que le adjudicaran multimillonarios contratos, pero que lo haga en la cuantía que corresponda según lo determine la Justicia y si son condenados por los delitos que se le imputan.

Pero que no pretendan la empresa y sus directivos comprar el silencio y la impunidad con dineros que están manchados por la ilegalidad y la corrupción.

VER COMENTARIOS
Columnistas