El colmo

El colmo

Enero 02, 2015 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Que la Contraloría General de la República no cuente con una sede para su funcionamiento es el ejemplo de un Estado que no sabe resolver sus problemas más elementales.El 31 de diciembre la entidad debía desocupar las oficinas que tiene alquiladas y hasta hoy no se ha definido a dónde será trasladada.Como dijo el contralor Edgardo Maya, la solución no es que se les entregue la antigua sede del Ministerio de Justicia.Allí apenas caben 400 funcionarios, de los 2.300 que laboran con la entidad.Así, un problema que sólo requería de una debida gestión, terminará paralizando la Contraloría y las funciones del Estado.Y podría represar unos dos millones de antecedentes fiscales que se deberían expedir comenzando el año, indispensables para suscribir contratos de obras y prestación de servicios, así como para la posesión de los funcionarios públicos.

VER COMENTARIOS
Columnistas