Diagnóstico sin solución

Escuchar este artículo

Diagnóstico sin solución

Julio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Muy graves los datos aportados por el Personero de Cali en la entrevista publicada ayer por este diario sobre la participación de menores de edad en pandillas y como actores de la violencia.Llama la atención eso sí que su diagnóstico termine reducido a una frase lapidaria: “En Cali la violencia de menores, por ejemplo, es un cáncer”. Y señala que además de los estragos propios de los actos violentos en los que participan incluso niños de diez años, se ponen en riesgo sus vidas y derechos.Olvida el Personero preguntar dónde les enseñaron a esos jóvenes pandilleros la violencia que hoy reproducen. ¿No habrán sido los mayores? ¿Y qué papel juegan las bandas criminales?También es importante preguntar cuál es el aporte de la misma Personería, del Icbf, de la Policía y toda la red de instituciones del Estado que, junto a la Alcaldía, deben implementar una política pública que contrarreste las acciones de los violentos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS