Escuchar este artículo

Decisión difícil

Noviembre 17, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Además de los aspectos económicos, en la decisión de cerrar o no la clínica ‘Unidos por la vida’ para atender a los pacientes del Covid-19, deben revisarse las alternativas con las que cuenta la ciudad para atender la pandemia.

Las inversiones para adaptar la antigua sede de Saludcoop tuvieron como objetivo contar con el espacio adecuado y los equipamientos necesarios para recibir la avalancha de casos que se esperaban por el contagio del Covid-19.

Aunque la emergencia sanitaria sigue y la ciudad reporta a diario decenas de personas afectados por el virus, la ocupación en las unidades de cuidados intensivos ha disminuido al 53,5%.

Por ello debe analizarse si se justifica mantener abierta una clínica solo para pacientes covid cuando ésta arrastra un déficit mensual cercano a los 900 millones de pesos, o si se puede pensar en atender en dichas instalaciones a personas que presenten otras patologías para así mejorar los ingresos.

Incluso hay que analizar si con la red hospitalaria de Cali es suficiente para afrontar un posible rebrote.

Precisamente por el coronavirus, por el aislamiento al que obligó durante varios meses y por la contracción económica que generó, el municipio no está en capacidad de asumir el déficit de la clínica o de invertirle recursos que se necesitan para atender tantas necesidades de la ciudad.

Hay que buscar entonces soluciones que permitan hacerle frente al Covid-19, garantizar la atención de quienes se contagien de la enfermedad y medir los gastos que se deben hacer frente a la escasez de recursos que se presenta.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS