De tumbo en tumbo

De tumbo en tumbo

Noviembre 28, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La Confederación Suramericana de Fútbol sigue pasando vergüenzas con la final de la Copa Libertadores entre el Boca Juniors y el River Plate, ambos de Buenos Aires.

Como si no le hubiera servido la lección del fin de semana, la Conmebol continúa divagando.

Y le da la razón a las críticas que le llovieron por sus titubeos y desaciertos luego de los disturbios protagonizados por miembros de las barras bravas, que atacaron el bus del Boca y obligó a suspender el encuentro entre los rivales argentinos.

Esta es la hora en que esa Confederación no define la fecha en que se jugará el partido, ni sabe dónde se hará la final.

Lo único que ha determinado es que será en el exterior, sin saberse al fin si se jugará en Asunción, Montevideo, o hasta en Cali, Colombia.

Mientras la Confederación da tantos tumbos la polémica continúa, y Boca aprovecha para exigir que el River sea descalificado por los desmanes de sus barras, asegura que no jugará ningún partido y que se le debe declarar de una vez como campeón de La Libertadores.

Es la consecuencia de los bandazos de una entidad que si bien es privada y puede decidir lo que quiera sobre los asuntos del fútbol que le competen, cada vez decepciona más.

Mientras tanto, el fútbol sigue preso de la violencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas