¿De nunca acabar?

Escuchar este artículo

¿De nunca acabar?

Septiembre 26, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La construcción del nuevo puente de Juanchito ha sido una pesadilla para el Valle y en especial para Cali y Candelaria, las ciudades que conecta.

Primero pasaron diez años para que se tomara la decisión de hacer la obra y luego otros dos para surtir el trámite licitatorio y que el contratista pudiera comenzarla.

Después llegaron los retrasos: los 24 meses iniciales que tardaría la construcción se convirtieron en 28 y luego en 36.

Las excusas fueron la dificultad para negociar los predios aledaños y el problema de cálculo que obligó a tumbar parte de la estructura levantada.

En ese entretanto el constructor, que tiene además adjudicadas obras como la ampliación de la vía Cali-Jamundí y la de la antigua vía Cali–Yumbo, se declaró insolvente, paró los trabajos y rescindió el contrato.

Y cuando se pensaba que todo se solucionaría al conseguir un nuevo contratista, ahora se anuncia que el puente ya no se terminará el próximo diciembre como era el compromiso, sino que se tomará al menos otro año para estar listo.

Los perjudicados son los 35.000 conductores que a diario circulan por el puente y padecen los trancones de horas.

También las finanzas del Departamento por los incrementos que ha tenido la obra debido a los retrasos.

Razones para que los organismos de control investiguen lo que está pasando, digan si hay detrimento patrimonial y determinen las responsabilidades.

Al Valle no se le pueden seguir ofreciendo obras y prometiendo plazos que no se cumplen.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS