De nuevo el fantasma

De nuevo el fantasma

Septiembre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

La prudencia de las autoridades de Nueva York en torno a la explosión ocurrida el sábado anterior en la zona de Manhattan y que dejó 29 personas heridas, es comprensible. Su deber es evitar situaciones de pánico y ayudar a mantener la calma.Sin embargo, es un hecho terrorista con características parecidas a los ocurridos en tiempos recientes en Estados Unidos, en los que las investigaciones terminan señalando a organizaciones extremistas internacionales como responsables.El modus operandi es similar, como lo prueba el segundo artefacto explosivo encontrado en el barrio de Chelsea, minutos después.O como el que detonó ese mismo sábado en New Jersey, en la ruta que seguiría una carrera atlética que al final no se realizó, situación que hizo recordar el atentado cometido hace tres años durante la maratón de Boston.Lo cierto es que Estados Unidos, como lo han experimentado tantos otros países, se encuentra bajo la amenaza del terrorismo, que aprovecha cualquier ocasión para tratar de causar daño, generar miedo y amedrentar a la población.Y si bien hay que mantener la cautela y actuar con responsabilidad, también se debe reconocer que se trata de un enemigo sigiloso de múltiples cabezas, difícil de combatir, sobre el cual tanto las autoridades como la población deben mantenerse alerta.

VER COMENTARIOS
Columnistas