Contra la violencia

Escuchar este artículo

Contra la violencia

Enero 14, 2021 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Gonzalo Cardona le dedicó los últimos 23 años de su vida a proteger especies colombianas de fauna y flora en vía de extinción, como el loro orejiamarillo y la palma de cera.

Realizando esa labor que tanto amaba encontró la muerte en las montañas de Tuluá, de mano de las organizaciones criminales que pretenden sembrar el terror a punta de violencia.

Como se viene denunciando desde hace algunos meses en zonas como el corregimiento de Barragán, que debieran ser territorios de paz y tranquilidad, en donde disfrutar de las imponentes montañas y de su riqueza natural única, ahora se presentan hechos lamentables como este.

Por ello hay que atender las alertas emitidas por la Defensoría del Pueblo y por la CVC, la entidad ambiental de los vallecaucanos a la que se le ha dificultado hacer su trabajo en esa región debido a las amenazas de la delincuencia organizada.

Crímenes como el de Gonzalo Cardona deben esclarecerse, determinar si fue por su trabajo ambiental y castigar a quienes lo cometieron, además de ofrecer la protección que sea necesaria.

Y hay que reclamar protección para quienes hacen una labor invaluable en la zona montañosa de Tuluá y en general en el departamento del Valle, aportando su esfuerzo en la protección del medio ambiente y los recursos naturales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS