Con el credo en la boca

Con el credo en la boca

Septiembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por: Anónimo .

Garantizar la integridad y la vida de quienes enfrentan amenazas es un deber del Estado.Por eso preocupan las declaraciones del Ministro del Interior y del Director de la Unidad Nacional de Protección sobre la suspensión de los esquemas de seguridad a partir de octubre si no se soluciona el déficit de $70.000 millones que tiene la entidad.Por supuesto, es necesario revisar si entre las 7.500 personas que tiene bajo su protección hay quienes no necesitan los servicios. Así mismo, solucionar los problemas de corrupción que se han denunciado en la Unidad y que habrían elevado los costos de la contratación con terceros.Lo que es inconsecuente es que se cree una entidad que ofrece protección y no tenga recursos con qué responder. Y que quienes están en riesgo tengan que vivir con el credo en la boca porque no se les brinda la seguridad que se les ofreció.

VER COMENTARIOS
Columnistas