Escuchar este artículo

Cifras que asustan

Noviembre 15, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

A Cali debe preocuparle que cada 28 horas muera una persona en sus vías, debido a accidentes de tránsito y a la falta de cultura para la convivencia.

Entre el 1 de enero y el 10 de noviembre de este año van 231 víctimas fatales, número que por sí solo debe llamar a la reflexión sobre sus causas.

Hay que comenzar por reconocer que falta cultura y educación entre los caleños para saber que las normas se crearon para garantizar la seguridad en las vías y salvaguardar la vida y la integridad de las personas.

Sabiendo que los niños serán los futuros conductores, no es explicable que en colegios y escuelas no se les forme sobre la necesidad de respetar las señales y aprender a convivir con ellas.

O que para que le entreguen a alguien una moto y el pase solo baste con pagar, sin que se eduque sobre la importancia de respetar las señales de tránsito para evitar accidentes.

En nada ayuda tampoco el mal estado de las vías o que mientras se desperdicien millones de pesos en bicicarriles que no se usan, las calles no tengan una señalización adecuada.

Y para rematar, el cobro de infracciones se volvió rey de burlas porque pocos pagan las multas, lo que le quita credibilidad a la capacidad de las autoridades para ordenar el tránsito y prevenir la accidentalidad.

Por ello, si se quiere reducir la accidentalidad vial y el número de víctimas fatales, hay que comenzar por ponerle atención a las fallas y enmendarlas para que Cali pueda tener unas calles seguras para sus peatones, ciclistas y conductores.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS