Escuchar este artículo

Atención al Isaías Duarte Cancino

Enero 06, 2021 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

En medio de uno de los picos más altos de contagio del Covid-19 en Cali y con el Oriente como el sector donde se presenta la mayor propagación del virus, la renuncia de médicos en el Hospital Isaías Duarte Cancino es una muestra inaceptable de indolencia.

Según sus denuncias, los especialistas de la Unidad de Cuidados Intensivos no reciben sueldo desde hace dos meses, y la razón sería la deuda por $6000 millones que tienen las EPS con el Hospital.

Si bien los médicos pertenecen a una IPS privada que presta sus servicios al Duarte Cancino, la obligación del Estado es responder para que la institución siga funcionando y se cumpla con quienes hoy están en primera línea de atención de la pandemia.

No se puede olvidar que la situación en el Distrito de Aguablanca es crítica tanto por el crecimiento de casos de contagio por el coronavirus como por los problemas de seguridad y violencia que golpean a sus habitantes.

Y que es en ese hospital a donde se remite la mayoría de pacientes o víctimas del oriente caleño, a la vez que se reciben casos provenientes del suroccidente colombiano.

La renuncia de los médicos significa que la UCI no tendrá como atender a quienes lo requieran y que por lo tanto se cerrarán 28 camas que se necesitan con urgencia.

Por ello hay que pedir que se dé solución al problema y se les cumpla con los salarios a quienes le están haciendo frente al manejo del coronavirus y a la prestación de los servicios de salud en el Hospital Isaías Duarte Cancino.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS