Alan García

La muerte de Alan García

Abril 19, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La historia política del Perú tuvo como uno de sus grandes protagonistas a Alan García, el dos veces presidente que el miércoles pasado se quitó la vida para evitar la cárcel que los jueces le decretaron para responder a las acusaciones en su contra por Odebrecht.

De su primer periodo entre 1985 y 1990, los peruanos recuerdan la crisis económica y política en la cual se sumió su nación, que conllevó a una devaluación sin precedentes y al mayor endeudamiento público del que tuvieran memoria.

Fue también la época del auge de las guerrillas Sendero Luminoso y Tupac Amaru, de acusaciones sobre desapariciones forzadas y de señalamientos por corrupción al gobierno de García.

La crisis de todo orden allanó el camino para que Alberto Fujimori lo sucediera y desatara una persecución en su contra que lo llevó a asilarse durante ocho años en Colombia, tras lo cual regresó a la actividad política en su país.

Si bien en su segunda Presidencia del 2006 al 2011 logró mantener la estabilidad en Perú, nunca dejaron de rondarlo las acusaciones por corrupción, entre las cuales estuvo la de presuntos vínculos con Odebrecht, en el que están involucrados otros tres expresidentes peruanos, y por lo cual ordenaron su captura.

Alan García prefirió quitarse la vida antes que entrar a una cárcel, según él para no someterse a ese vejamen y para dejarles un ejemplo de dignidad a sus hijos y al Apra, el partido que según dijo en la misiva, fue la misión de su existencia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas