¿Al fin, qué?

¿Al fin, qué?

Junio 05, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

El Plan Integral de Movilidad Urbana merecía toda la atención de los concejales de Cali, pero dos veces lo presentó la Alcaldía y dos veces fue imposible aprobarlo.

El resultado: se adoptó por decreto y hoy la polémica está encendida tanto por su contenido como por las declaraciones del señor Alcalde, quien lo firmó y debería ser el primero en aplicarlo.

La necesidad de tener esa hoja de ruta es evidente porque significa planificar la movilidad de la ciudad para los próximos diez años.
Entre los derroteros de la propuesta de la Administración está el imponer el pico y placa para motos y ampliar a dos días las restricciones a los carros particulares.

Son medidas cuestionadas, pero así quedaron incluidas en el decreto y por lógica la Alcaldía que las propuso debería ponerlas a funcionar.

La sorpresa es que más se tardó en revelarse el contenido del Plan de Movilidad, que el alcalde Armitage en decir: “Tengan la plena seguridad que en Cali no va a ver Pico y Placa para las motos, al menos en los seis meses que me faltan. Eso será un problema de los próximos alcaldes, pero yo no voy a poner esta medida”.

Frente a la confusión que ha creado el Mandatario, a la ciudad hay que hacerle claridad.

Porque con ello solo se crea un caos mayor para una ciudad donde hoy circulan 300.000 motos, el parque automotriz ha crecido y uno de sus más graves problema es el colapso que experimenta su movilidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS