Escuchar este artículo

Acto de guerra

Enero 10, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

El atentado terrorista cometido en la madrugada del viernes contra la Base de la Fuerza Aérea en Yopal, Casanare, pudo causar una tragedia de dimensiones incalculables.

Si hubieran estallado los 25 cilindros explosivos que tenía el vehículo que según las autoridades dejó la guerrilla del Eln en inmediaciones de la sede militar y muy cerca a zonas residenciales, hoy no solo se estaría hablando de daños materiales.

Por fortuna apenas cuatro de los artefactos se activaron, causando heridas leves por las esquirlas a una suboficial de la Fuerza Aérea, averías a algunas edificaciones dentro de la base y afectando casas aledañas.

Ataques como ese son rechazados por los colombianos, a quienes les queda claro una vez más que el Eln no tiene ninguna intención de cesar el terrorismo contra la nación ni de dialogar en serio para buscar un acuerdo que le ponga fin al conflicto.

Lo que no se puede explicar es que un hecho así haya sucedido: ¿Cómo se carga un vehículo con tanto material explosivo y se deja al lado de una base militar, que debería ser uno de los lugares más custodiados, sin que nadie se dé cuenta?

Más cuando se sabe que el Eln hace presencia en Casanare y que en esa región opera toda clase de organizaciones criminales y delincuenciales.

Por ello, además de condenar el ataque terrorista, hay que pedir mayor protección y seguridad para Yopal y para los casanareños.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS