¿Qué le conviene a Colombia?

¿Qué le conviene a Colombia?

Septiembre 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Recursos como el gas o el petróleo son fuente de desarrollo. Colombia cuenta con esa riqueza y no pude dormirse mientras el resto del mundo los explota con métodos que están a su alcance".

La autorización del Gobierno Nacional para usar el fracking o fractura hidráulica como método de extracción de hidrocarburos ha sido objeto de polémica. Frente a quienes se oponen por los daños ambientales que podría ocasionar, están las voces de expertos que defienden una tecnología que se usa desde hace décadas. ¿Qué le conviene a Colombia? El fracking se aplica a los yacimientos de gas o de petróleo no convencionales, es decir aquellos que en vez de circular libremente, lo que facilita extraerlos a través de la perforación de pozos, están atrapados en los poros de las rocas en forma de micropartículas. La manera de sacarlos es bombear gran cantidad de agua a presión para que genere fracturas que interconecten los poros y los combustibles fósiles puedan pasar.El método se utiliza desde hace 80 años y aunque se ha ido afinando con el avance de la tecnología, los riesgos para el medio ambiente son reales. El daño de las fuentes de agua cercanas a los campos donde se aplique el fracking, las consecuencias de los movimientos telúricos que ocasionan las fracturas y la contaminación por los químicos que se utilizan son algunas de las preocupaciones. Que exigen tomar las medidas necesarias para garantizar la protección ambiental y para ejercer una debida vigilancia que aseguren el cumplimiento de las normas sobre la materia.Ello no implica que Colombia tenga que abstenerse de aplicar un método que le permitirá aumentar sus reservas de gas y de petróleo, garantizar su abastecimiento e incrementar sus exportaciones de hidrocarburos. Si bien algunos países como Francia y Alemania no han autorizado su uso, otros como Estados Unidos y China utilizan desde hace cinco años el fracking y las bondades son palpables. Luego de ser el principal importador, EE.UU. pasó a ser en abril de este año el primer productor de petróleo del mundo, por encima de Arabia Saudita, con 13,6 millones de barriles diarios.Recursos como el gas o el petróleo son fuente de desarrollo. Colombia cuenta con esa riqueza y no pude dormirse mientras el resto del mundo los explota con métodos que están a su alcance. Más cuando los avances tecnológicos apuntan a desplazar el uso de combustibles fósiles, por lo que sería absurdo desaprovechar la oportunidad de generarle ingresos al país mientras aún sean demandados. Lo que no se debe permitir son las malas prácticas que puedan provocar daños ambientales irreparables.Sin duda, hay que cuidar los recursos naturales, sin que eso signifique llegar al extremo de desaprovechar las riquezas de la nación o frenar el crecimiento económico que genera desarrollo y un mejor futuro para los colombianos. El Gobierno Nacional asegura que el marco reglamentario en el que trabajó durante dos años con 24 expertos, garantiza el mínimo impacto del fracking sobre el medio ambiente. En adelante, su deber es hacerlo cumplir, para tranquilidad de la Nación que será beneficiada por el aumento de sus reservas de hidrocarburos, siempre que la explotación de esos recursos no se convierta en una amenaza para los recursos naturales.

VER COMENTARIOS
Columnistas