No más paro

Escuchar este artículo

No más paro

Diciembre 03, 2019 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

De acuerdo con los comunicados de los promotores de la protesta social, hoy tendrá lugar otra jornada de marchas con la cual pretenden establecer un paro nacional que respalde sus peticiones. Al frente estarán la inmensa mayoría de colombianos que necesitan trabajar, recuperar la tranquilidad, desarrollar sus actividades y ante todo ejercer sus derechos fundamentales.

El pasado 21 de noviembre se produjo lo que sus organizadores llamaron el paro nacional para protestar por múltiples causas de inconformidad. Trescientas mil personas se movilizaron en todo el país, en un movimiento que reflejó el punto de vista de quienes no están de acuerdo con muchas de las políticas oficiales y rechazan situaciones como la inseguridad que viven las comunidades indígenas, la violencia que azota a muchas partes del territorio nacional o la dificultad para realizar cambios institucionales que ayuden a combatir la desigualdad social.

También salieron a la calle a exigir que haya Justicia y que el Congreso de la República actúe en la necesidad nacional de combatir la corrupción, uno de los peores enemigos de la confianza en el Estado. Todo ello fue visto con simpatía por amplios sectores sociales, mientras los grupos de violencia que siempre han tratado de tomarse la protesta social causaron zozobra en algunas ciudades, siendo controlados y reducidos por las autoridades y la Fuerza Pública, a la vez que recibían el rechazo unánime de nuestra sociedad.

Entendiendo la importancia de la protesta, el presidente Iván Duque convocó al diálogo, mostrando su disposición a escuchar y a tomar medidas para atender los reclamos. Aceptar esa convocatoria, permitir la participación de todos los sectores de la vida nacional y esperar un tiempo prudencial para ver sus resultados debería ser la actitud de los dirigentes de la movilización, a no ser que busquen resultados políticos de otra naturaleza.

Como resultado han salido peticiones de todos los sectores y una metodología propuesta por el Primer Mandatario, mientras quienes se proclaman voceros del movimiento exigen la aceptación inmediata de sus pliegos de peticiones. Eso es desconocer una institucionalidad consagrada en la Constitución Nacional y omitir la responsabilidad que les corresponde a todas las ramas del Poder Público en Colombia.

Hoy habrá pues una nueva convocatoria a marchar. Y en lo que corresponde a Cali, se anuncian concentraciones y movilizaciones desde las cuatro de la mañana que pueden volver a perturbar el derecho a la circulación, al trabajo y a la tranquilidad de los millones de personas que no participan en la protesta.

Que se produzcan manifestaciones y protestas es un derecho que ha sido protegido por las autoridades como parte de su misión y deber legal. Pero es hora de llamar a que se escuchen los reclamos de la inmensa mayoría de la Nación, y a que se eviten los daños que se le han ocasionado a la economía nacional. Amenazar con más paros pasa a ser ya un desafío que causa daño a la sociedad y un constreñimiento a las autoridades para que desconozcan la Constitución y las Leyes que rigen nuestro Estado Social de Derecho.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS