Negocios verdes

Escuchar este artículo

Negocios verdes

Enero 19, 2018 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Colombia comienza a descubrir cómo en los recursos naturales está la oportunidad de llevar progreso y desarrollo a las regiones que más lo necesitan. Por eso hay que cuidarlos, sin que se niegue la posibilidad de hacer un uso sostenible y responsable.

Mientras en el país se habla de reforestar los bosques y reducir a cero la tala de árboles, también se exploran las posibilidades que ellos brindan y cómo pueden convertirse en sustento para las comunidades que habitan en su entorno. A primera vista ese propósito, uno entre muchos, parece contradictorio pero las experiencias nacionales e internacionales demuestran que el desarrollo de las economías verdes genera también beneficios ambientales.

Ya hay regiones en Colombia, entre ellas el Valle, que exploran con buenos resultados esta nueva forma de hacer negocios en la que se incorporan producción y comercialización con buenas prácticas ambientales y sociales. El enfoque es sencillo: hay que garantizar la conservación de los recursos para que se conviertan en el capital natural que pueda darle soporte al desarrollo de la comunidad.

Desde el año 2016 el país tiene un Plan Nacional de Negocios Verdes en el cual están los lineamientos y las herramientas e incentivos para su fomento, mientras define cómo debe prepararse el Estado para garantizar que se cumple el propósito de generar empleo y asegurar la preservación ambiental. Los Programas Regionales, en los que participan las Corporaciones Autónomas, las entidades ambientales así como los entes territoriales, son los que deben activar los proyectos.

Aunque el Plan lleva poco tiempo, da resultados positivos: al 2017 se identificaron 991 negocios verdes en el territorio nacional, de los cuales 903 han sido certificados por el Ministerio del Medio Ambiente por cumplir los criterios establecidos; entre todos lograron ingresos por $136.356 millones y generaron 6.600 empleos. Ahí hay de todo, desde generación de biocombustibles, agricultura orgánica, guardabosques o ecoturismo.

Las posibilidades son múltiples y en su mayoría inexploradas. En el Valle, además de la labor que realiza desde hace 17 años Vallenpaz, se han puesto en marcha 22 negocios verdes en su mayoría dedicados a la producción agrícola, bajo el acompañamiento de la CVC, la Cámara de Comercio de Cali y otras entidades territoriales. En una región con la variedad de ecosistemas y de recursos naturales, ese es un número pequeño comparado con sus potencialidades.

Ahí está la oportunidad para estimular la industria pesquera artesanal en Buenaventura y sus comunidades costeras o para hacer del turismo ambiental un renglón importante de la economía sostenible.

Pero para impulsar el sector de los negocios verdes se requiere más que voluntad. Se necesitan recursos financieros además de apoyo técnico y acompañamiento para los nuevos empresarios y las comunidades. Esta es la oportunidad para que Colombia demuestre que está comprometida con la conservación ambiental y con mejorar la calidad de vida de la Nación, con lo cual beneficiará al Planeta si recibe el respaldo de la comunidad internacional.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS