Mujeres y sociedad

Mujeres y sociedad

Marzo 07, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Las mujeres han cumplido el papel más importante en la construcción de las sociedades así como en el desarrollo de las naciones. Ellas son pilar en la formación de las nuevas generaciones, las depositarias naturales de la herencia cultural y es innegable la contribución que han hecho en las transformaciones emprendidas por la humanidad.

Por ello hoy, cuando se celebra su Día Internacional, merecen ser exaltadas y su labor reconocida. En general, el mundo ha hecho avances significativos en su manera de ver al género femenino, con excepción de algunos Estados donde el fundamentalismo lo relega a un segundo plano. Ellas han abierto el camino para ser reconocidas en toda la extensión de sus capacidades, han ganado espacios que hasta no hace mucho les eran vetados y tienen un papel cada vez más protagónico. Es el resultado del esfuerzo para que sus derechos sean reivindicados en todos los campos y para que se les ofrezcan las mismas oportunidades que a sus pares masculinos.

Falta, sin embargo, recorrer un trecho importante para conseguir ese equilibrio dentro de una sociedad. Si bien hay que reconocer los esfuerzos por impulsar políticas públicas que protejan su integridad, que les brinden la posibilidad de participar en igualdad de condiciones en cualquier espacio público o privado y en general que propicien su crecimiento, aún persiste la tendencia de ver a la mujer como sujeto débil, que puede ser degradado por su condición.

Esos patrones culturales repetitivos, que tienen su principal origen en los hogares donde las mujeres juegan un papel trascendental, son los que más impulsan la violencia y la discriminación por cuestiones de género. Para salir de esa espiral no basta entonces con expedir leyes que busquen la paridad, ni es suficiente con castigar a los violentos; es necesario generar el cambio cultural desde la base de la sociedad, comenzando por ellas mismas.

Colombia ha logrado avances significativos en materia legislativa, como la ley de cuotas que garantiza como mínimo una participación femenina del 30% en los cargos públicos o en las listas de los partidos políticos para las elecciones populares, mientras que debe existir igualdad de condiciones para hombres y mujeres a nivel laboral y salarial. No obstante, aún falta recorrer un largo tramo del camino para hablar de igualdad de género en el país, para que se dé el empoderamiento real de las mujeres en todas instancias y sobre todo para acabar con la el maltrato o la violencia hacia ellas.

Garantizar la equidad entre hombres y mujeres, tanto en Colombia como en el resto del mundo, será una realidad cuando se derroten la ignorancia y los prejuicios que aún persisten. Así mismo, cuando desde la educación, que empieza en el hogar, se impongan el respeto y el trato digno hacia ellas como pilares de la especie humana.

Esa es la manera de reconocer la importancia que las mujeres han tenido en la transformación de la humanidad y en la construcción de mejores sociedades.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas