Los límites planetarios

Los límites planetarios

Enero 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Los datos permiten hacerse a una idea de la magnitud del daño y muestran la amenaza que se está gestando por no atender las recomendaciones hechas por décadas sobre la urgencia de que la humanidad se desarrolle de modo seguro, sensato y sostenible. Y para que los avances que logra no vayan en contravía de la conservación de esta Tierra que es su único hogar".

La preocupación por el deterioro ambiental del Planeta y su ritmo acelerado es tal que los científicos no se dan tregua para medir los estragos causados y alertar sobre sus efectos. Los niveles máximos se están traspasando sin que haya vuelta atrás o en condiciones de difícil recuperación. ¿Se reaccionará a tiempo para preservar la Tierra?Hace cinco años 29 investigadores reunidos por la Universidad de Estocolmo, plantearon nueve límites planetarios que no deberían atravesarse porque significarían el punto de no retorno, equivaldrían a la muerte ambiental del mundo y dejarían sin opciones de supervivencia a las generaciones futuras. De ellos, según dos nuevos estudios publicados, ya se traspasaron cuatro y se está cerca de los niveles críticos en los cinco restantes.Medir y asignarle un valor a los grados máximos de contaminación y daños a los recursos naturales que aguantará la Tierra, no es fácil. El ejercicio llevó a definir como límites planetarios el cambio climático, la pérdida de biodiversidad biológica, el cambio del uso de la tierra, así como la fijación de nitrógeno y la acidificación en la biosfera y los océanos por el excesivo uso de fertilizantes. También se incluyeron el vertido anual de fósforo al mar, el consumo del agua dulce, la concentración de ozono en la atmósfera, la carga de aerosoles y la contaminación química.De la lista anterior ya se sobrepasaron los niveles máximos que calcularon los científicos en los cuatro primeros. Por ejemplo, la pérdida de la biodiversidad se ha acelerado por cien veces desde 1950 y conduce de forma rápida a la extinción de especies. Mientras que la deforestación, relacionada en con el cambio del uso del suelo, ha llevado a arrasar 763.000 kilómetros cuadrados de la selva amazónica en 40 años, la que más absorbe dióxido de carbono.Los datos permiten hacerse a una idea de la magnitud del daño y muestran la amenaza que se está gestando por no atender las recomendaciones hechas por décadas sobre la urgencia de que la humanidad se desarrolle de modo seguro, sensato y sostenible. Y para que los avances que logra no vayan en contravía de la conservación de esta Tierra que es su único hogar.Pero el hombre ha preferido ignorar la amenaza, desentenderse de los daños que causan el abuso y las consecuencias de sus actos. Sigue contaminando, los niveles de emisión de gases se incrementan acelerando el calentamiento global, el cambio climático acaba con los glaciares, el Ártico se derrite y en 10 años se desbordó el cálculo del aumento del nivel del mar, llegando 1,2 cm en un año.Para llamar a la razón se dibujó el primer mapa de los límites planetarios. Para que, como lo dijo Jonathan Foley, director del Instituto Ambiental de la Universidad de Minnesota, “dentro de esa frontera, la humanidad tenga la flexibilidad de elegir los caminos para su desarrollo y bienestar. Es un mapa de las zonas operativas seguras ambientalmente para el planeta. Más allá de esos bordes del mapa, no deseamos ir”. Pero los límites ya se están traspasando y la humanidad no reacciona.

VER COMENTARIOS
Columnistas