Las buenas noticias

Mayo 31, 2022 - 11:55 p. m. 2022-05-31 Por:
Elpais.com.co

Conocido el descenso del desempleo a 30 de abril y la forma en que han reaccionado el mercado financiero y la devaluación del peso, Colombia muestra que la reactivación es un hecho y que la confianza en el país es la tónica que supera las inquietudes por la elección presidencial. Es un mensaje claro para los dos candidatos que protagonizarán la segunda ronda presidencial.

De acuerdo con los informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, ya no sólo se está produciendo un crecimiento sostenido de la economía, que en el primer trimestre del 2022 llegó al 8,5%. Lo cual indica que ya no es una sorpresa sino una tendencia durante los últimos diez meses, la cual ha permitido a los sectores empresariales despejar el panorama de los incertidumbres y temores que dejó la crisis ocasionada por la pandemia en todo el mundo.

Ahora son los indicadores que todos los colombianos hemos mirado con gran preocupación, como es la pérdida de empleo que golpeó con dureza a toda la sociedad. Ayer, el Dane informó que el desempleo se redujo en 4,3 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del año anterior, descendiendo al 11,2%. Y 21,9 millones de personas están empleadas a 30 de abril, frente a los 19,8 millones del mismo mes en 2021, lo que representó una variación positiva de 11,1% en el transcurso de un año.

Es decir, el país está mostrando un vigoroso impulso que lo tiene muy cerca de recuperar los índices de antes de la pandemia, incluyendo la generación de puestos de trabajo que demanda la llegada de nuevas personas al mercado laboral. Según este dato, “el empleo que se perdió por la pandemia se ha recuperado 91%, lo que significa que hemos creado más de 5,2 millones de empleos en el país”, dijo el director del Dane.

Además, son todos los sectores de la economía los que estén generando esa dinámica y no sólo la política de subsidios y apoyos estatales las que han llevado a que los datos de pobreza estén llegando a niveles incluso menores a la que se presentaba antes de la crisis ocasionada por el Covid-19, según el Ministro de Hacienda. Lo cual demuestra que la libertad de empresa combinada con la voluntad del Estado en apoyar la actividad económica sin intervenirla son las claves para impulsar el progreso.

Igual de importante ha sido que ese comportamiento de la economía se produzca en medio de la campaña presidencial más polarizada de los últimos veinticinco años. Ayer, y después de que los votantes eligieran a los dos candidatos más alejados de la política tradicional, el mercado de valores tuvo una variación positiva del 4,6% y la tasa de cambio registro una caída del 1,08% con respecto al dólar. Ello indica que no solo se mantiene la fe en esta Colombia que sigue teniendo un auge en sus posibilidades de crecimiento económico.

Todas esas son razones para creer en la capacidad de nuestra economía para enfrentar los retos que se le han presentado. Y son también motivos para reclamar la prudencia que se requiere para mantener esa confianza que hace posible generar las herramientas y recursos necesarios para tener un país mejor.

VER COMENTARIOS