La respuesta al terrorismo

La respuesta al terrorismo

Septiembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"La ofensiva contra la organización extremista Estado Islámico es una decisión obligada para el Presidente que sacó a su país de las guerras en Iraq y Afganistán, y quien prometió a sus ciudadanos que su Nación no se involucraría en nuevas contiendas sino que se concentraría en la solución de los problemas internos de Estados Unidos".

“Nuestro objetivo es claro: reduciremos y en última instancia destruiremos a EI a través de una sostenida e integral estrategia antiterrorista”, afirmó Barack Obama en su discurso el pasado miércoles.Esta decisión, que cuenta con el apoyo de la mayoría estadounidense, está conformada por cuatro estrategias: una campaña sistemática de bombardeos aéreos en contra de blancos de Estado Islámico en Iraq y Siria. Apoyo a las fuerzas rebeldes sirias que se oponen tanto al gobierno de Bashar al Asad como a EI, medidas contra el financiamiento que recibe el grupo fundamentalista y al reclutamiento de combatientes, además de asistencia humanitaria a civiles afectados por el avance de la organización.Todo ello significa una profundización de los ataques trazados en agosto por Estados Unidos, cuando su Presidente presentó sus planes limitados con el objetivo de contener la avanzada de EI, proteger al personal diplomático estadounidense y brindar ayuda humanitaria a los yazidíes que se encontraban atrapados en una montaña. Ahora se trata de una declaración de guerra, con el único limitante del envío de tropas terrestres, aunque ya fueron destinados 475 asesores militares más, que se agregan a los 500 que operan en terreno iraquí.Se trata de una decisión obligada para el Presidente que sacó a su país de las guerras en Iraq y Afganistán, y quien prometió a sus ciudadanos que su Nación no se involucraría en nuevas contiendas sino que se concentraría en la solución de los problemas internos de Estados Unidos. Ahora ha planteado que “no escatimaremos esfuerzos para llevar a cabo acciones contra EI en Siria e Iraq. Este es el principio fundamental de mi presidencia: si amenazan a Estados Unidos, no podrán esconderse en ningún lugar seguro”. Sin duda, el decapitamiento de dos periodistas estadounidenses y su horrible transmisión en video tiene mucho que ver con la nueva postura, además del peligro que significa el grupo bárbaro.La presión interna para que el gobierno haga algo ha sido determinante. Encuestas previas al discurso de Obama indican que el 91% de los entrevistados considera que el grupo islamista es una amenaza seria a los Estados Unidos, el 71% apoya los ataques contra sus militantes en Iraq y el 65% está a favor de que se expandan a Siria. Entre tanto, Obama logró un consenso bipartidista que respalda las medidas anunciadas y ha ido conformando una coalición de más de 40 países que apoyarán la estrategia, mientras busca respaldos en Arabia Saudita, Jordania e incluso Irán.Esta es la primera respuesta seria contra el salvajismo desatado por quienes pretenden establecer un califato sangriento al estilo de los del Siglo X. Las dudas surgen con respecto al papel de la oposición en Siria, muchos de cuyos integrantes son sunitas y pueden tener simpatías por el EI. Lo mismo sucede con Rusia, China e Irán, que están interesadas en que Bashar al Asad continúe en el poder, por razones comerciales o religiosas. Sin embargo, la principal preocupación es hasta cuándo se podrá sostener la estrategia sin comprometer a fuerzas de combate terrestres.

VER COMENTARIOS
Columnistas