La matanza de Siria

La matanza de Siria

Junio 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"...De acuerdo con las Naciones Unidas ya van más de un millar de muertos a causa de la represión oficial y aún no se sabe cuántas víctimas hubo en la sangrienta toma de Jsr al Shugour, aunque se sabe que de allí emigraron 7 mil personas a Turquía y 5 mil al Líbano, huyendo de la crueldad del régimen...".

Desde que se iniciaron las protestas en Siria a mediados de marzo pasado, en este país ha ocurrido un sistemático exterminio de la población similar al ocurrido en la Libia de Gadafi. Con variaciones sangrientas, es la respuesta oficial al levantamiento generalizado de los pueblos árabes contra dictaduras opresivas.El presidente Bashar al Assad, que gobierna a Siria desde el año 2000 y fue reelegido en el 2007, pertenece a una dinastía formada por su padre, famoso por sus métodos para exterminar cualquier vestigio de oposición. Los Assad, que se presentaban ante el mundo como reformadores socialdemócratas, han militarizado su nación y la han puesto a jugar un papel agresivo en el Medio Oriente. El gobierno libanés ha sido constante blanco de sus ataques.Caracterizados como antiisraelíes y antiamericanos, creyeron que bastaba esa postura ideológica para evitar que la protesta árabe tocara a su puertas. Pero se olvidaron de que el movimiento iniciado en Túnez y Egipto tenía como demanda fundamental la libertad y que el gobierno de Assad era visto por su población como un régimen despótico.La oposición siria es una amalgama que agrupa a socialistas, activistas de derechos humanos, islamistas moderados y nacionalistas tradicionales, sin un centro común, aunque la mayoría de sus dirigentes se encuentra hoy exiliada en Turquía y ha enfatizado sus llamamientos para que la revuelta popular siria mantenga su carácter pacífico.Pero la respuesta de Assad ha sido cruel y perversa. Ha ordenado a las tropas disparar contra manifestaciones pacíficas, como sucedió en el primer viernes del mes, después de las oraciones de los fieles, con saldo mortal en Hama, Homo, Dera y Ezzour Dei. En los medios de comunicación se desconoce el carácter pacífico de las protestas y se califica a los opositores como “bandas armadas” que “han estado aterrorizando a la población”. Incluso se hizo pasar como víctimas de estas “bandas” a un grupo de soldados ajusticiados por las tropas sirias por negarse a disparar contra los manifestantes.De acuerdo con las Naciones Unidas ya van más de un millar de muertos a causa de la represión oficial y aún no se sabe cuántas víctimas hubo en la sangrienta toma de Jsr al Shugour, aunque se sabe que de allí emigraron 7 mil personas a Turquía y 5 mil al Líbano, huyendo de la crueldad del régimen.Esta matanza se produce ante la vista del mundo entero. Y aunque las Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos y algunos países árabes han pedido que cesen los crímenes de lesa humanidad y se dé paso a una transición pacífica hacia la libertad, el régimen de al Assad permanece, ahogando en sangre la rebeldía y repitiendo la falacia de que la oposición está conformada por “grupos de terroristas próximos a al Qaeda, financiados por Arabia Saudita”. Así, luego de Libia, Siria es la nueva piedra de toque del sistema internacional para la defensa de los derechos humanos. Nadie entendería que no se intervenga allí de la misma manera que se hizo en Libia, y ojalá antes de que sea demasiado tarde. Los que mueren en Siria claman por la asistencia de la comunidad mundial.

VER COMENTARIOS
Columnistas