La llegada del virus

La llegada del virus

Septiembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Según cálculos del Ministerio de Salud, 26 millones de personas en Colombia estarán expuestas a la contaminación del Chikungunya, y se estima que 700.000 sufrirán la primera oleada del virus, lo cual puede ser considerado como una epidemia. Por supuesto la región Pacífica, el Valle del Cauca y sobre todo Cali afrontan la aparición de la enfermedad".

En forma oportuna y sin declaraciones que den pie a la alarma desbordada, las autoridades sanitarias anunciaron la llegada del Chikungunya a Colombia, el virus de carácter tropical que ha impactado ya a 27 países, entre los cuales se encuentran nuestros vecinos Panamá y Venezuela. Es la manera apropiada para enfrentar una endemia que en la inmensa mayoría de los casos no es letal, aunque puede afectar a muchas personas. En primer lugar es necesario aclarar que, según el Ministerio de Salud Pública, el virus no es mortal en el 99,6% de los casos registrados en el mundo. Y que, como ocurre con otras enfermedades transmitidas por los mosquitos en áreas geográficas de menos de 1.200 metros sobre el nivel del mar, su prevención más efectiva se logra adoptando medidas suficientemente conocidas en nuestro país. Se sabe que el Chikungunya tiene su origen en África, Asia e India y ha hecho un rápido desplazamiento por el mundo, llevado por el hombre o por animales que viajan o son transportados tras sufrir la picadura de un zancudo también popular en nuestro país. El transmisor es el Aedes Egipty, que porta el dengue, enfermedad mucho más peligrosa para la vida de quienes sufren su picadura. Por supuesto, la prevención está en la eliminación de las aguas estancadas, con lo cual se evitan los criaderos del insecto. Cabe agregar que el virus fue detectado desde finales del 2013 en algunas islas del Caribe, desde donde se ha expandido por Centroamérica y Venezuela, causando una oleada de personas infectadas.Precisamente, en el posible alto número de víctimas por la picadura del Aedes Egipty está el problema que puede generarse en las próximas semanas. Lo cual no debe llevar a crear un pánico colectivo, ni a congestionar los centros de salud. Si bien es indispensable consultar con un médico y permitir el control sanitario, el tratamiento recomendado no demanda hospitalizaciones. Además, hasta ahora no se conocen remedios contra la enfermedad y sólo se recomiendan tratamientos paliativos, que al final redundan en la inmunidad futura del paciente.Según cálculos del Ministerio de Salud, 26 millones de personas en Colombia estarán expuestas a la contaminación del Chikungunya, y se estima que 700.000 sufrirán la primera oleada del virus, lo cual puede ser considerado como una epidemia. Por supuesto la región Pacífica, el Valle del Cauca y sobre todo Cali afrontan la aparición de la enfermedad. Lo cual lleva a insistir en que las autoridades municipales y de los departamentos de la región desarrollen campañas de prevención como las tantas veces recomendadas para combatir el paludismo y el dengue.Ya no hay dudas sobre la llegada del virus que está causando un número alto de contagiados en Venezuela y Panamá. Pero también es claro que las autoridades de Salud de nuestro país están atentas para responder al virus. Sólo falta que la información sobre la enfermedad y la prevención sea distribuida entre las comunidades y los gobiernos locales, con lo cual se podrá evitar la alarma que genera la falta de conocimiento sobre el Chikungunya.

VER COMENTARIOS
Columnistas