La hora de la verdad

Escuchar este artículo

La hora de la verdad

Agosto 02, 2020 - 06:55 a. m. Por: Editorial .

Con la presentación esta semana del proyecto de presupuesto nacional para el 2021, el Gobierno Nacional empezará a desvelar la estrategia que adoptará para revivir la actividad económica y recuperar el hueco que ha dejado la crisis causada por el Covid-19. También es el momento de fijar los parámetros dentro de los cuales se convocará la iniciativa privada para superar los difíciles momentos que atraviesa Colombia.

En su alocución del pasado 20 de julio, el presidente Iván Duque anunció el plan que denominó Nuevo Compromiso con Colombia, iniciativa a la cual se destinarán cien billones de pesos de origen tanto público como privado con la cual se pretende generar un millón de empleos y recuperar el crecimiento de la economía medido en el aumento de por lo menos seis puntos del Producto Interno Bruto en el 2021. Cómo y a cuántos años será ejecutado ese plan, y cuáles serán sus fuentes de financiación serán los interrogantes a despejar con la presentación del Presupuesto Nacional.

Allí empezarán a ponerse las cartas sobre la mesa. Se sabe a través de un documento Conpes que ese presupuesto ascenderá a $313 billones, un incremento del 15,5% del correspondiente al 2020, y que la inversión puede llegar a los $52,8 billones, 22,5% superior a la del presente año. Lo cual indica que la decisión es usar la capacidad de las finanzas públicas nacionales como detonante de la recuperación que debe producirse ante la caída de más del 5% en el PIB ocasionada por el cierre intempestivo y la consiguiente parálisis.

A grandes rasgos, ese parece ser el futuro de la acción del Estado, Cómo lo va a financiar es uno de los grandes interrogantes, pues además del aumento indispensable en los límites al déficit fiscal y el uso del endeudamiento, aparece la posibilidad de realizar una reforma tributaria que le genere un ingreso adicional de $20 billones a la Nación. La otra parte de la ecuación es cómo la va a usar, para lo cual se conoce que la mayor parte de los recursos se destinarán a lo que se ha llamado ‘inclusión social y reconciliación’, seguida de la inversión en infraestructura, tantas veces anunciada y con tantas dificultades para su ejecución.

Así, puede decirse que empieza una definitiva etapa para Colombia, en la cual el Gobierno y el Congreso de la República serán actores principales. Es el momento para zanjar las polarizaciones y los debates estériles y concentrar el esfuerzo en la superación de la gran crisis de los últimos cien años. Y de pensar en el bien común como norte antes que en el debate partidista que en muchas ocasiones se convierte en ataduras a un pasado que debe superarse.

El momento histórico es éste. Para ello hay que llamar a la grandeza que permite construir un consenso alrededor de lo que los colombianos, el sector público y privado, los grandes capitales y los ciudadanos de a pie, vamos a hacer para salir de la crisis causada en todo el mundo por un enemigo tan desconocido como peligroso.

Es la hora de la verdad y de la unión para superar el desafío social, económico y político que empezó hace ya cinco meses y ha causado profundas heridas en el tejido de nuestra Nación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS