La democracia decidió

Mayo 29, 2022 - 11:55 p. m. 2022-05-29 Por: Editorial .

Ayer, veinte millones ochocientos mil colombianos expresaron su voluntad en la primera vuelta de la elección presidencial. Fue el ejercicio de una democracia amplia, respetuosa y respetable, que permitió seleccionar a quienes disputarán la segunda ronda para definir quién será el próximo presidente de Colombia.

Fue un certamen en el cual existieron todas las garantías, no obstante el clima de tensión y la polarización que se reflejó en una larga campaña. Durante más de un año, los colombianos revivieron toda clase de mensajes, de promesas y de compromisos de parte de quienes participaron en ella, que en un momento superaron la decena. Luego, la fatiga de unos y la realización de consultas el pasado 13 de marzo redujeron a seis los aspirantes que midieron sus fuerzas ayer.

La mayoría de los votantes decidió que la próxima vuelta se lleve a cabo entre el senador Gustavo Petro, quien recibió el 40,4% de los votos válidos, y el ingeniero y exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández. Dos propuestas que recogieron el favor de los electores a partir del ofrecimiento del cambio y de la lucha frontal contra la corrupción, por encima del enorme cúmulo de temas y de problemas que son materia de cualquier campaña política.

Las propuestas de Petro y Hernández triunfaron por haberse sintonizado con las preocupaciones de muchos colombianos, sin duda inconformes con lo que está ocurriendo en la conducción de nuestro país. Atrás quedaron las propuestas de los demás aspirantes, respaldados en gran parte por los partidos y los políticos tradicionales. Adelante está el debate franco que se desarrollará durante las próximas tres semanas entre los dos candidatos seleccionados en la primera vuelta.

Gustavo Petro no es una figura nueva en el escenario nacional. Su larga trayectoria comenzó en las líneas del M-19 como dirigente de la izquierda y se fue desarrollando en medio de las condiciones y los derechos que le ofreció la democracia colombiana. Además de congresista en repetidas oportunidades, fue elegido alcalde de Bogotá, y luego se enfocó en su aspiración presidencial hace cuatro años, siendo derrotado por el hoy presidente Iván Duque. Ahora está de nuevo en la etapa final de la elección presidencial.

Por su parte, el ingeniero Rodolfo Hernández sólo ha tenido como experiencia en el sector público su paso por la alcaldía de su ciudad natal. Sus posiciones se centran en la lucha contra la corrupción y la reforma del Estado para que esté más cerca de los ciudadanos y pueda resolver mejor sus problemas, y no tienen relación alguna con las posiciones ideológicas que durante toda su trayectoria política ha demostrado su competidor a partir de ayer, o con la extrema derecha.

Entre esos dos candidatos estará el próximo presidente de Colombia. Por esa razón, tanto Gustavo Petro como Rodolfo Hernández han adquirido el compromiso de defender ante todo el futuro de nuestra Nación. De ellos dependerá que lo que queda de campaña sea un evento pacífico y constructivo para el bien de la Nación.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS