Escuchar este artículo

La amenaza no termina

Octubre 26, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Las cifras de contagiados y fallecidos por el coronavirus siguen creciendo, los factores de transmisión no se reducen y las consecuencias se continúan viendo en ciudades como Cali donde van 59.040 infectados y 1865 muertos por el Covid-19. A pesar de ello hay sectores y personas que no atienden las recomendaciones o pretenden hacer negocio, poniendo en riesgo a ellos y a la sociedad.

Difícil de entender absurdos como el que una emisora de Cali convoque a un evento masivo durante el fin de semana, aparezcan en el Parque de las Banderas 300 personas, no se cumplan los protocolos establecidos, tampoco se guarden las distancias ni la mayoría de los asistentes usen tapabocas, como se evidencia en los documentos que circulan por las redes sociales. Al medio de comunicación que organizó la convocatoria hay que recordarle que una licencia radial o el hecho de estar al aire no le autoriza a desconocer el riesgo que produce esa movilización.

La responsabilidad es asunto que compete a todos. La pandemia sigue amenazando y aunque se han liberado controles para evitar la asfixia de amplios sectores, la obligación es evitar esos factores de riesgo que se encuentran en las aglomeraciones y el incumplimiento de los protocolos sanitarios y de las prohibiciones.

Comprender esa realidad va a ser especialmente necesario esta semana, cuando se celebra el Halloween. Ya se habla de fiestas, se cursan invitaciones para realizar reuniones y se espera que aparezcan las procesiones de niños pidiendo dulces, justamente lo que no se puede hacer en momentos en que la humanidad vive en peligro. Por ello las autoridades tienen que tomar medidas.

Es grave que mientras en otras ciudades se adoptan resoluciones que pueden no ser las más populares pero sí las únicas efectivas, como el toque de queda decretado en la vecina Yumbo a partir del viernes 30 de octubre y hasta el 1 de noviembre, en Cali no se piense hacer mayor cosa. ¿Por qué en la capital del Valle nos vamos a exponer a hechos que repercuten en contagios, sobre todo en los niños y en personas jóvenes?

La crisis del coronavirus no se ha acabado. Durante ocho meses se han hecho progresos en su tratamiento pero no está la cura ni hay aún vacunas y siguen siendo muchas las personas en riesgo de contraer la enfermedad o de morir. Basta con mirar lo que pasa en Colombia, donde van 30.154 muertos por el covid, o ver lo que sucede en países que han relajado sus controles y hoy enfrentan nuevas olas de la pandemia, como Francia, Estados Unidos o España, declarada en estado de alarma y con toques de queda.

Por eso se requiere tomar decisiones que aunque no son populares sí son necesarias. Mientras el coronavirus sea una amenaza, todos estamos obligados a cuidarnos, los medios de comunicación debemos aportar a ello y las autoridades adoptar las disposiciones que sean del caso para evitar que las consecuencias sean peores en número de muertes y personas enfermas.

Por ello hay que evitar que actividades como el Halloween o como la radiodifusión terminen convirtiéndose en disparadores de contagios del Covid-19.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS