Escuchar este artículo

Es la hora de la solidaridad

Noviembre 17, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Colombia vive momentos difíciles que deben llamar a la solidaridad ciudadana y a que todos los estamentos, en especial su dirigencia política, entiendan las emergencias que enfrenta el país.

A la llegada del coronavirus que obligó al confinamiento durante seis meses y produjo una contracción económica que tardará en superarse se deben sumar los desastres ocasionados por el paso de los huracanes Eta y Iota en el archipiélago de San Andrés así como las catástrofes en otros departamentos por las lluvias que trajeron consigo esos fenómenos naturales.

Apenas se están conociendo los estragos y las víctimas que dejó Iota en las islas de Providencia y Santa Catalina, donde se estima que el 98% de la infraestructura quedó destruida, el hospital está averiado, los pacientes son atendidos a la intemperie y no hay servicios públicos. Hasta la noche de ayer el aeropuerto de San Andrés continuaba cerrado, el sur de la isla completaba 48 horas sin energía ni agua y la mayoría de las vías seguían cerradas. Son 61.000 personas que viven en el archipiélago y están aisladas y en la incertidumbre.

Si los efectos del huracán que alcanzó la categoría 5 han sido devastadores para San Andrés, los estragos que las lluvias derivadas de ese ciclón tropical han causado en la mitad del territorio nacional son estremecedores. Ciudades como Cartagena están anegadas y 8000 habitantes debieron ser evacuados mientras que en Dabeiba, Antioquia las avalanchas del fin de semana dejaron cuatro personas fallecidas.

Chocó ha llevado la peor parte. En la región con más pobreza del país, donde la violencia no da tregua, los aguaceros del fin de semana tienen aislados a 15 municipios y dejan 40.000 damnificados. Es con todas esas regiones que hoy lo están pasando tan mal por los fenómenos naturales que se han potenciado como consecuencia del cambio climático en el planeta, con las que hay que ser solidarios.

Así como los colombianos demuestran su energía para protestar o para reclamar su derecho a salir a las calles para manifestar su inconformismo, así mismo hay que movilizarse para ayudar a quienes tanto están padeciendo hoy en el país. Los organismos de socorro están haciendo todo su esfuerzo para atender a los afectados en los diferentes lugares del territorio nacional, pero se necesitan insumos, alimentos no perecederos, mantas, agua, suplementos médicos y recursos para atender las emergencias y reconstruir lo que se ha perdido.

Es el momento de la solidaridad con miles de compatriotas que están padeciendo una tragedia y tardarán tiempo en recuperarse o en regresar a los que fueron sus hogares. Para esa cruzada de solidaridad se pueden hacer donaciones a través www.cruzrojacolombiana.org, o consignando en su cuenta corriente Davivienda No. 455069996490. También se puede contactar a la organización Colombia Cuida Colombia,
www.colombiacuidacolombia.com que coordina la ayuda. O hacer los aportes en las cuentas de la Asociación Bancos de Alimentos de Colombia: Bancolombia, cuenta de ahorros 04895966431; o Davivienda, cuenta de ahorros 456300124504.

En este momento, Colombia tiene que decir presente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS