Escuchar este artículo

El reto de la economía

Enero 13, 2021 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Junto con la política fiscal que dirige el Gobierno Nacional y define el gasto público, la monetaria a cargo del Banco de la República es el otro pilar sobre el que reposan el manejo, la tranquilidad y la credibilidad de la economía en Colombia. Aunque se ha producido un cambio en la dirección del banco emisor, responsable de esta última, la confianza parece ser constante necesaria para superar los difíciles momentos que atraviesan nuestra economía y la del resto del mundo a causa de la pandemia.

La súbita aparición del Covid-19 y las consecuentes medidas de aislamiento social que se aplicaron, causaron graves traumatismos en materia de desempleo, de reducción del Producto Interno Bruto y de consecuencias sociales peligrosas. Fue un frenazo de proporciones no imaginadas que obligó al Gobierno a tomar medidas en materia de subsidio, de apoyo a las empresas y de inversión para tratar de contener los daños y de recuperar el terreno perdido.

Del otro lado, el banco emisor como responsable de la política monetaria tomó decisiones de gran importancia y oportunidad para darle liquidez a la economía, garantizando a la vez el manejo firme e independiente, las bases sobre las cuales se tomó la decisión de darle autonomía en la Constitución del 91. Llegó el momento de usar los ahorros para soportar el colosal esfuerzo que implicó recuperar el Producto Interno Bruto que antes de la pandemia llegaba al 4% de crecimiento en el primer trimestre del 2020, y en junio registró una estrepitosa caída del 15,7%.

Ese trabajo es de por sí motivo de polémicas constantes entre los economistas y ante todo, entre los miembros de la clase política. Ahora mismo se discute si, además de un mayor gasto del Gobierno, el Banco debía hacer un esfuerzo mayor, comparable a los que han hecho otros países. Lo cierto es que la economía y el empleo tuvieron una gran recuperación en los últimos cuatro meses del año pasado, expresada en la reducción de la caída del PIB hasta una cifra cercana al 7% y la recuperación del empleo a niveles cercanos a los de principios del año pasado.

Pero la tarea no ha terminado, y la amenaza del covid sigue viva, obligando la toma de decisiones y medidas que ayuden a controlar sus estragos, mientras la actividad económica demanda más apoyos. Y en medio de ese monumental desafío, el Banco registró el retiro de su gerente, aunque debe reconocerse que la Junta Directiva del Emisor tomó la decisión rápida y acertada que se requería para evitar ruidos innecesarios.

La llegada del doctor Leonardo Villar el pasado 2 de enero parece ser una decisión acertada para el momento que vive Colombia. Su larga y fructífera trayectoria, así como el respaldo y la confianza que genera en los organismos nacionales e internacionales, así como en la academia y en los círculos políticos, indican que se ha tomado la decisión que correspondía para continuar la difícil y compleja tarea que significa apoyar al Estado y a la iniciativa privada en la obligación de superar la que sin duda es la crisis más profunda y peligrosa de los últimos cien años para nuestro país.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS