El legado de la Feria

Escuchar este artículo

El legado de la Feria

Enero 02, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

La Feria de Cali demuestra cada año lo valiosa que es para la ciudad. Es el símbolo de la alegría de los caleños y la representación de su cultura popular, donde la Salsa es reina y la diversidad se impone. También es el ejemplo de una empresa productiva hecha con dedicación, profesionalismo y compromiso, condiciones que han llevado a alcanzar el éxito.

Con el final de la versión 62 concluye también la gestión de quien ha estado al frente de su realización durante los últimos ocho años, siete de ellos como gerente de Corfecali. Luz Adriana Latorre demostró en este tiempo que sí era posible conformar una corporación sostenible y que generara utilidades; que tuviera un impacto importante en la economía de la ciudad y en la creación de empleo; donde el arte y la cultura se expresaran de diversas formas sin perder la esencia de esa fiesta popular, y los caleños todos se sintieran incluidos y orgullosos de ella.

Los resultados son incontrovertibles, como lo demuestra el balance de los últimos cuatro años realizado por la Universidad Javeriana. Entre el 2016 y el 2019 asistieron al evento 3,3 millones de espectadores, se generaron 50.000 empleos, llegaron a la ciudad 182.000 turistas, 46.000 de ellos extranjeros y el 35% de los cuales visitaron a la capital del Valle atraídos por esta festividad. El impacto financiero fue de 1,4 billones de pesos, una suma que demuestra la importancia que hoy tiene la Feria de Cali para el progreso de la ciudad.

En el 2019 se ratificó el éxito de la Feria con la realización de 58 eventos oficiales, el 98% de ellos gratuitos, que tuvieron lleno total; al tiempo se adelantaron 160 iniciativas privadas que brindaron una amplia y variada oferta a los caleños y sus visitantes. Si algo ha caracterizado las recientes versiones es que sin descuidar el espíritu de la rumba que la identifica, se le ha dado cabida a programas que convocan a la familia y a públicos de diferentes edades como el Gran Prix deportivo, el Festival de las Mascotas, el encuentro de Melomanitos, la Feria Artesanal del Emprendimiento y la ruta turística, que incluyó esta vez a ocho museos locales.

Todos son logros que han sido posibles gracias a la organización y el compromiso con los cuales se ha manejado en estos años la Feria de Cali. También se debe resaltar el reconocimiento y el valor que en este tiempo se le han dado a la cultura popular, que se refleja en la contratación de siete mil artistas locales, columna vertebral de los eventos programados. Pero el mayor alcance de la Feria de Cali es haber conseguido que la gente se apropiara de ella, la hiciera suya, la defendiera, se sintiera orgullosa y la apoyara.

Ese legado es el que se debe conservar. La Feria de Cali es hoy, gracias a la buena administración y el profesionalismo de Corfecali, una empresa sostenible, segura e inclusiva, que impulsa el desarrollo económico local y está comprometida con la exaltación de los valores y las tradiciones de la ciudad así como de su gente. De quienes ahora toman el relevo en su dirección dependerá que así siga siendo a futuro.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS