Escuchar este artículo

Decisiones difíciles

Junio 06, 2021 - 11:55 p. m. 2021-06-06 Por: Editorial .

Dos fenómenos de especial significado gravitan hoy sobre la tranquilidad, la seguridad y el futuro de los colombianos. Cómo hacer compatible las medidas para lograr superarlos puede significar la clave para resolver los problemas que hoy afectan a nuestro país.

El primero es la pandemia, su acelerado crecimiento y los controles que aún deben aplicarse para detener en lo posible a un enemigo que no tiene consideraciones de ninguna especie. Se trata del Covid-19, de la pandemia y sus terribles secuelas. Llegando ya a los cien mil muertos por su causa en quince meses, y registrando ocupaciones superiores al 90% de las unidades de cuidados intensivos, el fervor y la disputa política parece haber hecho olvidar que el gran impulso de ese mortal enemigo está en las aglomeraciones, en la ignorancia de las recomendaciones sobre aseo, distancia social y prevención.

El resultado es que Colombia superó la cifra diaria de quinientos fallecidos por el coronavirus y de 25 mil contagiados. Y mientras asociaciones médicas alertan que esas estadísticas pueden ser rebasadas en el transcurso de pocos días, las autoridades de salud informan que deben esperarse resultados peores si continúan esas expresiones masivas, además del relajamiento de los controles que deben aplicar las autoridades a todo nivel y el descuido de cada persona en la aplicación de los protocolos que han demostrado su eficacia para impedir el contagio.

Del otro lado está el aumento del desempleo y, ante todo, de la pobreza en Colombia, al punto en que podemos llegar a que uno de cada dos colombianos caiga en esa condición. Por sí solos, esos indicadores demuestran la necesidad de reactivar la actividad social y económica, golpeadas también por la turbulencia que desató un paro que completó cuarenta días y la violencia que en distintas formas e intensidad se ha hecho presente alrededor de la protesta social.

Frente a la incertidumbre que crea la conjunción de esos factores están los esfuerzos por vacunar a la población y los intentos por construir acuerdos para superar un paro prolongado, los bloqueos y los actos de violencia que obligan al Estado a usar la Fuerza Pública.

Puede deducirse entonces la necesidad de tomar decisiones para resolver esos dos factores que golpean la vida de los colombianos. Son decisiones difíciles que parecen antagónicas, pero pueden armonizarse siempre que se piense en el bien común y en el aporte que la sociedad debe realizar para superar la crisis.

En cuanto a la vacunación, se sabe que más de diez millones de dosis han sido aplicadas y que se está superando las trescientas mil personas diarias inoculadas, lo que permitirá alcanzar una inmunidad colectiva en el mediano plazo. De otra parte, las autoridades están impartiendo las instrucciones para que en los próximos días el país entre en una nueva fase de la apertura que se requiere para reactivar la economía.

De ahí que sea necesario recurrir a la sensatez, la colaboración y la prudencia de cada colombiano, requisitos fundamentales para superar los difíciles momentos por los que transita nuestra Nación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS