Camino a la extinción

Camino a la extinción

Enero 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Las cifras no dejan dudas: hoy hay 15.589 especies en peligro de extinguirse. En un futuro próximo uno de cada cuatro mamíferos, una de cada ocho aves, uno de cada tres anfibios y la mitad de las diferentes clases tortugas habrán desaparecido de la Tierra. Se sumarán a las 844, de ellas 322 vertebradas, que las actividades humanas condenaron a extinguirse en los últimos 500 años".

La humanidad deberá aprovechar este 2015 para guardar en su memoria las que podrían ser las últimas imágenes de un elefante africano vivo. Es una de las diez especies animales que según las predicciones desaparecerán este año porque las acciones de la humanidad las condenaron a la extinción.Aunque no todos los hayan visto en directo, las generaciones actuales han crecido reconociendo a esos elefantes de largos y sobrevalorados colmillos de marfil, los mismos que les han significado su sentencia de muerte. En la reciente década la caza ilegal y el multimillonario negocio que se generó por sus piezas, utilizadas para crear obras de arte talladas y en joyería, acabó con el 70% de esos gigantes. Un ritmo que le pondría fin a sus días en los próximos 12 meses, o como máximo en cinco años como calculan los más optimistas.La misma suerte correrán los rinocerontes blancos, apetecidos por ese cuerno único que los caracteriza, de los cuales sólo quedan cinco ejemplares en el mundo, todos en cautiverio y sin posibilidad de reproducirse. Como esas dos especies, lo más seguro es que en el 2016 la gente solo pueda apreciar como fondo de sus pantallas de computador o en afiches a los osos polares, el tigre siberiano, el orangután de montaña y otros menos conocidos como la vaquita marina, un cetáceo que ronda los mares del Golfo de México, o el oso perezoso pigmeo, que vive en una isla del tres kilómetros cuadrados en el Caribe panameño, a la que le afecta la tala de los manglares.Llamados a la desaparición, en parte por la caza indiscriminada, porque sus hábitats han sido destruidos por la raza humana o como producto del deterioro ambiental que agota los recursos del Planeta, ellos son una muestra pequeña de lo que se le está haciendo a la fauna mundial y de lo que la comunidad científica llama la sexta extinción masiva del Planeta. La diferencia con las cinco anteriores es que estas fueron producto de fenómenos de la naturaleza y la actual, en cambio, es ocasionada por la intervención del hombre que se muestra indolente o al menos indiferente ante la muerte lenta que provoca. Y que ha puesto la ambición por la riqueza por encima de la preservación de las especies.Las cifras no dejan dudas: hoy hay 15.589 especies en peligro de extinguirse. En un futuro próximo uno de cada cuatro mamíferos, una de cada ocho aves, uno de cada tres anfibios y la mitad de las diferentes clases tortugas habrán desaparecido de la Tierra. Se sumarán a las 844, de ellas 322 vertebradas, que las actividades humanas condenaron a extinguirse en los últimos 500 años. Los números asustan, pero aún más lo hace la incapacidad de la población, los líderes, los Estados y de organizaciones internacionales para hacer entrar en razón de que el peligro no sólo es para la fauna o la flora.De la mano con ellos, la humanidad parece condenada a su destrucción si no comprende que el círculo de la vida en el Planeta es de interdependencia entre las especies, incluida la nuestra, y los ecosistemas. Evitar ese destino es el reto al que se enfrenta el mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas