Ampliación necesaria

Escuchar este artículo

Ampliación necesaria

Abril 07, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Atendiendo las recomendaciones de la academia y los sectores de la salud, el presidente Iván Duque prorrogó hasta el próximo 27 de abril el confinamiento nacional para enfrentar la amenaza del Covid-19. Decisión difícil aunque plenamente justificada, que debe recibir el apoyo de todos los sectores aún aquellos que reclaman atención a la economía, el más sensible termómetro de la actividad social.

Aunque se han registrado ya 1780 contagios y 50 muertes que le duelen a nuestra Nación los datos hasta ahora conocidos sirven para afirmar que la repuesta del país a la amenaza ha sido afortunada. Así mismo debe reconocerse la oportuna decisión del Gobierno de ordenar el enclaustramiento, además de responder a las inquietudes que en su momento surgían ante el efecto que tenía la epidemia en China, Corea del Sur, Italia y España.

Fue pues una demostración de liderazgo, por fortuna acatada y respaldada por la inmensa mayoría de los colombianos. A partir de ese momento, los esfuerzos han estado concentrados en atender la salud de quienes han resultado contagiados, reconociendo las limitaciones que existen para tener una estadística más precisa a través de las pruebas, lo cual se ha ido superando al integrar más laboratorios en varias partes del país.

Todo ello indica que se ha ido actuando en ese campo con rapidez, contando además con la abnegada labor de los médicos los auxiliares de la salud y la disposición de los centros hospitalarios públicos y privados, así como con el aporte generoso y oportuno de empresarios, entidades cívicas y grupos de apoyo. Mención especial debe hacerse de los gobernantes departamentales y municipales que con muy pocas excepciones han actuado en coordinación para tomar las medidas necesarias para la efectividad de la cuarentena.

También es de destacar el esfuerzo en apoyar a las miles de familias que han salido damnificadas por la parálisis obligada, y en tratar de dar la mayor cantidad de respuestas posibles y efectivas a las dificultades que están padeciendo millones de colombianos y miles de empresas. Esa es la otra parte de este drama, la de la economía que ha sufrido un patrón inmediato y sorpresivo, y ha puesto en aprietos a muchos hogares y a muchas empresas.

Así las cosas, el Presidente de la República estaba en la encrucijada de relajar el confinamiento para permitir la reactivación de las actividades sociales, o continuarlo hasta donde sea posible, atendiendo las recomendaciones sobre superar la etapa más crítica de la emergencia y tener mejores datos y controles estadísticos sobre el contagio y sus consecuencias en la población. Escogió lo segundo, y se ha notado el respaldo de todos los sectores nacionales con esa determinación, a pesar de los efectos sin duda nocivos que tendrá en la economía nacional.

La decisión pues está tomada y Colombia se encamina a catorce días adicionales de confinamiento, aceptado por la sociedad. Así se demuestra que la unidad para enfrentar la amenaza sí es posible, y la necesitaremos para afrontar las graves agudas secuelas que está dejando la pandemia mundial causada por un enemigo microscópico.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS