Acuerdo entre vecinos

Acuerdo entre vecinos

Enero 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

"Las medidas económicas tomadas por el Gobierno del Ecuador, que gravan con un arancel del 21% las exportaciones colombianas, preocupan con razón a industriales y empresarios nacionales. Buscar soluciones y llegar a un acuerdo que satisfaga a las partes es necesario para preservar la relación comercial fluida que los ha caracterizado desde hace dos décadas".

Las medidas económicas tomadas por el Gobierno del Ecuador, que gravan con un arancel del 21% las exportaciones colombianas, preocupan con razón a industriales y empresarios nacionales. Buscar soluciones y llegar a un acuerdo que satisfaga a las partes es necesario para preservar la relación comercial fluida que los ha caracterizado desde hace dos décadas.El Gobierno de Rafael Correa basó su decisión en la devaluación que ha experimentado el peso colombiano y el efecto que ello tiene en una economía dolarizada como la ecuatoriana. Un problema que le resta a la nación vecina capacidad para maniobrar en un mundo cada vez más interdependiente.La salvaguardia que comenzó a aplicarse desde el 5 de enero anterior, y afecta también las exportaciones peruanas con un arancel del 7%, demuestra el temor del país andino por los efectos de la devaluación de las monedas de sus vecinos frente al dólar, producto de factores externos, como la caída en el precio internacional del petróleo, que no son controlados por sus gobiernos. De paso desconoce el Acuerdo de Cartagena de Libre Comercio que rige para los países que integran la Comunidad Andina de Naciones, CAN.Como lo ha dicho la Secretaría General del Organismo, hasta que se estudie la solicitud del Comité de Comercio Exterior de Ecuador de hacer efectivo el artículo del Acuerdo que permite establecer “salvaguardias por devaluación monetaria”, no se puede proceder a su aplicación. Es la oportunidad para lograr un consenso entre los tres gobiernos que evite consecuencias mayores.Para Colombia, las medidas arancelarias afectarían las exportaciones que sumaron US$2.000 millones en el 2014. Los empresarios nacionales han advertido el impacto que produciría en la industria el incremento del 21% en el precio de todas las ventas que se realizan hacia el país vecino, y el freno que pondría a las compras que hacen los ecuatorianos.Sin embargo hay alternativas para encontrar soluciones y lograr un acuerdo que beneficie a todos. Para Ecuador es claro que su economía dolarizada le da mayor capacidad adquisitiva y hace viable abaratar los productos importados. Si se hace un consenso con ese gobierno para acordar una reducción de los aranceles impuestos, Colombia y Perú tendrían un margen de maniobra por la mayor devaluación de sus monedas, que en el caso de Colombia alcanzó el 25% en el 2014. Así se le daría continuidad a una integración comercial que es importante para los tres países.Es el diálogo y el trabajo que se impone adelantar cuanto antes para mantener mercados necesarios entre naciones vecinas, que fortalecen su comercio exterior y se hacen indispensables para el equilibrio de sus economías. En ello se deben empeñar los gobiernos implicados en los próximos días, sin darle cabida a amenazas de represalias comerciales, que han sido descartadas de plano tanto por Colombia como por Perú, y con el compromiso de encontrar el camino para llegar a un consenso que se traduzca en un acuerdo que deberá ser respetado a futuro por todas las partes.

VER COMENTARIOS
Columnistas