Escuchar este artículo

485 años
de vida

Julio 25, 2021 - 06:55 a. m. 2021-07-25 Por: Editorial .

Hoy es el día de Santiago de Cali. De celebrar su existencia, de recordar sus historias, de hablar de su futuro, de mostrar cómo abre los brazos a quienes aquí han llegado para buscar sus oportunidades.

Hace 485 años, un grupo de personas al mando de Sebastián de Belalcázar fundaron esta ciudad que hoy alberga dos millones y medio de seres humanos. Desde entonces, lo que fue una pequeña aldea alrededor de lo que hoy es la iglesia de La Merced se fue convirtiendo en un cruce de caminos y en epicentro de progreso donde los viajeros tenían descanso y quienes se establecían aquí encontraban las oportunidades.

Y la sultana del Valle se convirtió en epicentro de culturas, de razas, de gente que se entrelazó para ir construyendo la que hoy es la más importante urbe del occidente colombiano. Esa fabulosa mezcla permitió crear una comunidad generosa y alegre, donde el visitante es recibido con calor y se le ofrece todos los recursos que sean necesarios para que su vida sea lo más llevadera y tenga oportunidades de progreso.

A principios del Siglo XX nació el departamento del Valle y Cali fue designada como su capital. Era entonces una pequeña ciudad de quince mil almas y un empuje que la hizo crecer a pasos agigantados, con personas venidas de todos los rincones de Colombia y muchos llegados del extranjero. Con ellos llegó la agricultura moderna y la ganadería, que luego devendrían en la agroindustria de la caña de azúcar que impulsó el desarrollo del valle geográfico del Cauca.

También Cali se convirtió en epicentro de la inversión extranjera a través del establecimiento de centenares de empresas multinacionales que encontraron en la ciudad y la región las ventajas de la posición geoestratégica y de la generosa acogida a sus emprendimientos. Y el desarrollo en todos los frentes de la actividad económica generó una inmigración rica en matices, fuente de diversidad y poderoso estímulo para el progreso.

Fue así como esa pequeña villa fundada en 1536 se transformó en la capital que hoy tenemos. Una urbe con grandes ventajas y éxitos, pero también con problemas y dificultades a las cuales ha sabido darle soluciones en la medida de sus capacidades. Una comunidad que ofrece educación de calidad, donde las diferencias se pueden solucionar y en la que la alegría es protagonista principal de su vida diaria.

Hoy, esa ciudad que tanto les ha entregado a los caleños atraviesa por una época difícil y reclama la unión para salir adelante. Es el momento para superar las diferencias y las divisiones, para recuperar su convivencia, para dejar atrás las dificultades que causan quienes han tratado de ahondar la división en lugar de encontrar las soluciones.

Es hoy el momento para que quienes habitamos esta Cali hagamos todo lo posible para que siga siendo la Capital de la Alegría. Para que le demos todas nuestras felicitaciones y le ofrezcamos como regalo la unión que necesita para salir adelante. Por encima de todas las diferencias y de las dificultades que atraviesa, Santiago de Cali es nuestra ciudad, es la vida de todos, es nuestra casa y debemos cuidarla.
¡Feliz cumpleaños, Cali!

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS