Del ‘Zipa’ a Egan

Del ‘Zipa’ a Egan

Julio 28, 2019 - 11:40 p.m. Por: Víctor Diusabá Rojas

La imagen de Egan Bernal en la cúspide del podio del Tour representa la mayor de todas las victorias del ciclismo colombiano en su historia - un deporte acostumbrado a eso, ser primero, lo dicen las estadísticas - y además es, digo, el más importante logro del deporte nacional hasta hoy en el exterior.

El Tour de Francia, lo dice su epopeya de 106 años de vigencia y el impacto mediático que genera, es solo comparable a los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol. Ahora quien entra en esa galería es nuestro Egan, sin olvidar el par de carreras monumentales que hicieron Nairo y Rigo en esta de 2019, una de las versiones más emocionantes de la carrera en los últimos años.

Por eso, hoy, en medio de la apoteosis, vale la pena echar atrás la película y recordar a los pioneros, y a todo lo que representa en sí el ciclismo para nosotros, ni más ni menos que un rasgo de colombianidad.

Ahí está, en sepia pero más viva que nunca, la imagen de Efraín ‘El Zipa’ Forero, quien hace 68 años abrió la senda como campeón de la primera Vuelta a Colombia. Y la de Ramón Hoyos Vallejo, un gigante capaz de inspirar a muchos en las trochas de entonces. También, al maestro y entonces feliz reportero Gabriel García Márquez, quien en una serie de reportajes retrató a Hoyos y su tenacidad para devorar montañas a físico pedal, sin reparar en pinchazos, caídas, sed y hambre.

Doy un salto en el tiempo para viajar al sucesor de Ramón. Ese fue Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez. Caigo entonces en cuenta que esta columna, que pretende ser un homenaje, terminará convertida en injusticia. Son tantos los nombres escritos en piedra en la historia de este deporte que cualquier espacio y memoria son pocos.

‘Cochise’ fue campeón del mundo antes que todos. Y soñó con el Tour. Ahora que Egan lo consiguió, tiene que sentir que parte de eso también es suyo. Como de Rubén Darío Gómez (‘El Tigrillo de Pereira’), Javier Suárez ('El Ñato'), Pedro J. Sánchez ('El León del Tolima’), Roberto Buitrago, ('Pajarito') y Álvaro Pachón Morales y muchos más.

Sus nombres y apodos eran una sola expresión. Así se les alentaba desde la orilla de las carreteras, por cuenta de quien los bautizó, otro campeón: Carlos Arturo Rueda C. Crecimos y nos hicimos mayores al lado de esa radio que brotaba de casas, buses y tiendas. Cuando no era que la camuflábamos en clase para saber quién había decidido atacar en la cuesta o bajar “a tumba abierta”.

Era esa radio la que llevaba la Vuelta a Colombia a un país que se imaginaba lo que les narraban el mismo Carlos Arturo, Julio Arrastía, el gordo Armando Moncada Campuzano y, más acá, ‘Rubencho’. Ahí nos poníamos junto al escapado o entrábamos al lote ‘persecutor’, desde parabólicas solares que quién sabe si eran parabólicas y, menos, si eran solares. Qué carajo importa, lo que valía era la emoción, esa que nos llega ahora por televisión.

Todos teníamos un favorito, del que sabíamos su número, aquel que recortábamos en el almanaque y sellábamos con cera en una tapa de cerveza o gaseosa, para correr a impulsos y puntería con ellas por los desvencijados bordes de los andenes de ese entonces (iguales que los de ahora).

¿Lo ven? se acabó el espacio y se quedaron por fuera cientos: ‘Lucho’ y Parra. Y Patrocinio y ‘Pacho’ Rodríguez. Y Luis H Díaz y ‘La Bruja’ Montoya. Y Gliserio Penagos, a quien le decían ‘El ascensor’. Imagínense no más cómo sería el tipo subiendo Letras, Minas, la Línea, Ventanas, el Alto del Trigo.... Es que, aparte, el ciclismo nos ha ayudado para aprender geografía. Y eso sin contar a nuestra ciclista Mariana Pajón, supercampeona olímpica en BMX.

Sí señores y señoras: siete décadas de metas conseguidas. Y lo que falta por ver. ¡Salud, Egan, Nairo, Rigo y ‘Checho’ Henao! ¡Y Salud ‘Zipa’ Forero y ‘Cochise’, y los demás! Ustedes, queridos viejos, abrieron esta caja de la que seguirá brotando nada más que dicha, incluso cuando perdemos; siempre, sin rendirnos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS