Cine 2018: entre Roma y Pájaros

Cine 2018: entre Roma y Pájaros

Diciembre 25, 2018 - 11:55 p.m. Por: Santiago Gamboa

Muchas cosas vimos pasar en las salas de cine provenientes de América Latina y del cine nacional: películas con temas sociales, comedias populares, historias relacionadas con el posconflicto. Pero creo ser objetivo al decir que, lo mejor, estuvo en la batuta de tres directores: los colombianos Cristina Gallego y Ciro Guerra, y el mexicano Alfonso Cuarón. No por nada, sus películas Roma y Pájaros de verano  están actualmente en competencia por un lugar entre las 5 nominaciones al Óscar a Mejor Película Extranjera de 2019. Por ahora la Academia hizo pública una lista inicial de nueve filmes, de los cuales saldrán las cinco nominaciones, y por una lógica regional, parece obvio que Roma y Pájaros son rivales directas por uno de esos puestos. Lo que es una verdadera lástima, pues se trata de dos cintas extraordinarias, cada una a su manera y con algunas cosas en común.

Antes que nada, sin embargo, hay que señalar la enorme ventaja con la que llega Roma, habiendo sido Cuarón premiado con el Óscar a mejor director por su film Gravity y siendo una figura internacional. Roma, además, ya ganó el Festival de Venecia de 2018 y fue aclamada por el prestigioso diario inglés The Guardian como el film número uno del año. En las apuestas de Hollywood se da por seguro que Roma será candidata incluso a varias categorías de Óscar. Pero hay otro elemento importante que puede ser de doble filo para Cuarón, y es que su película es una producción de Netflix, la más grande productora de televisión. ¿Dejarán los grandes estudios de Hollywood que progrese un film producido por sus directos rivales? ¿No se plantearán muchos jurados que una cosa es Hollywood y el cine de pantalla grande, y otra las producciones de televisión? En muchos países Roma no fue estrenada en salas de cine, sino sólo en la plataforma Netflix, lo que supone un reto para la tradicional industria del cine, que es la que creó y celebra la ceremonia de los Óscar. Puesto que la televisión tiene sus propios premios, la pregunta es: ¿Dejarán los estudios de cine que Netflix irrumpa en su espacio y se meta en su rancho? Esta situación, por supuesto, favorece a la dupla Gallego/Guerra y sus Pájaros de verano.

Viendo ambos filmes, tan buenos, ¿tiene sentido intentar elegir uno de los dos? Yo creo que es lo que hará la Academia, así que lo haré yo también. A mi parecer, Pájaros es levemente superior. Su guión es más rico, con personajes de profundidad, entrañables, y con un ethos dramático que nace, se desarrolla y destruye al interior de la película, sin presuponer nada en el espectador. En suma: es la creación completa de un mundo y su destrucción. Una historia bíblica: de la Génesis al Apocalipsis. En este punto, Roma es algo débil. ¿Todos los espectadores comprenden por qué el film se llama Roma? ¿Qué sabemos de los personajes, aparte de Cleo y la madre? ¿Quiénes son esa galería de fantasmas que rodean a las dos protagonistas? A nivel fotográfico ambas películas son descomunales, cada una aprovechando su entorno: el blanco y negro para la Colonia Roma, el claroscuro para la imponente Guajira. ¿Cuál de los dos será el elegido? Las quinielas internacionales apuestan por Cuarón, pero yo, en esta modesta columna, le doy mi voto a Pájaros de verano como mejor film del 2018.

Sigue en Facebook Santiago Gamboa - club de lectores

VER COMENTARIOS
Columnistas