Tareas inaplazables

Escuchar este artículo

Tareas inaplazables

Noviembre 08, 2019 - 11:35 p. m. Por: Ricardo Villaveces

En la semana que termina se llevó a cabo la presentación del Informe Anual del Consejo Nacional de Competitividad. Se trata de un esfuerzo serio y estructurado que desde 2007 se viene haciendo para analizar la situación nacional con una óptica de largo plazo y con una mirada integral del concepto de competitividad. Elemento este que constituye una de las claves del desarrollo. No es casualidad entonces que sea la competitividad el aspecto que más se mira internacionalmente como lo confirman entidades como el Foro Económico Mundial o el Banco Mundial. Son muchos los aspectos tratados en el informe y, si se miran las conclusiones en los diferentes frentes de estudio, en forma aislada, el resultado es bastante decepcionante pues quedan en evidencia grandes falencias que el país tiene en casi todos los aspectos. Resultan especialmente preocupantes las deficiencias en temas como el de la justicia, la política laboral, la inequidad y la desigualdad regional por solo mencionar algunos.

No obstante, es importante mencionar también que, por primera vez en más de una década, el país presentó mejoras en los índices de las entidades mencionadas además de los del Instituto Suizo para el Desarrollo de la Gerencia. Lo que sigue es fortalecer esta tendencia y continuar aprovechando la carta de navegación que ofrece un esfuerzo como este.

Hay un aspecto que merece una mención especial y es la preocupante afirmación de que entre el 2000 y 2018 la Productividad Total de los Factores cayó en Colombia en un 17% mientras que, en el mismo período, países como China la duplicaron. Es bastante evidente entonces que si el país no para la caída y aumenta la productividad en todas sus dimensiones va a ser muy difícil superar las barreras que tenemos para poder progresar. En la mayoría de los casos sin incrementos significativos en los ingresos y una mejor distribución de los mismos esfuerzos para superar los atrasos y deficiencias van a ser estériles.

El concepto de productividad abarca muchísimos aspectos y debe ser abordado tanto desde la óptica del sector público como desde la del sector privado. Si se hace referencia a este último es pertinente hacer un llamado a las empresas y a los emprendedores para que el tema de la productividad sea la prioridad antes que la búsqueda de protecciones y privilegios que se pueden justificar transitoriamente, pero que no deben ser el fundamento de la actividad empresarial.

Desde este ángulo fue muy interesante el conversatorio del foro mencionado donde se puso en evidencia cómo la búsqueda de mayor productividad y las transformaciones hacia empresas del Siglo XXI no son solo temas de los emprendedores y las ‘startups’, sino que debe estar de primera en la agenda de las empresas tradicionales que deben ajustarse y transformarse, o corren el serio riesgo de que los deje la historia y se unan al sinnúmero de marcas y nombres que hoy son solo recuerdos.

Muchas empresas en el Valle están haciendo la tarea, pero también muchas son las que pretenden repetir las fórmulas del pasado y por allí no van para ningún lado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS