¿España se divide?

Escuchar este artículo

¿España se divide?

Julio 02, 2013 - 12:00 a. m. Por: Ramiro Andrade Terán

Cataluña es una rica y próspera región de España, habitada por una inmensa mayoría de trabajadores de esa nacionalidad. Es una raza que ama su lugar de origen, tiene especial capacidad para los negocios y el manejo de la economía. Con una fuerte identidad, siempre ha tratado sus asuntos con la mayor independencia posible de la capital: Madrid.Desde hace un buen tiempo sectores importantes de esa región vienen trabajando por su independencia. Analistas de los problemas españoles coinciden que el propósito de independizarse no tendrá éxito por el momento y tampoco es una posibilidad real a largo plazo.La tendencia mundial es la constitución de grandes bloques económicos y políticos. No desmembrarse; por el contrario: unirse. Los dirigentes catalanes partidarios de una flamante República no están con el ritmo de la historia. Trabajan contra ella. Cataluña, como parte integral de España, juega un papel clave en la economía nacional; influye necesariamente en las decisiones políticas que tienen que ver con el destino de la nación; es una de las provincias más importantes de la península; y siempre ha sido mirada con respeto -y alguna molestia- por la gente de Madrid. Los catalanes quieren mandar solos en su territorio, disponer de los impuestos que recaudarían como Estado. Manejan la política de atraer a su esfera de influencia a otras provincias españolas que le coquetean a la independencia de Madrid.La separación de Cataluña sería una puñalada en el corazón de España que vive una dura recesión con 6.200.000 desempleados, tendría perjuicios enormes; dañaría su imagen como nación; y sufriría un rudo golpe a su economía. Los dirigentes suelen referirse al asunto con sarcasmo: “Nosotros los catalanes trabajamos duro y parejo, mientras los de Madrid se dan la gran vida, ociosos y lejanos del progreso de España”. Es muy poco lo que puede hacerse para acabar con esta especie de guerra entre regiones, que tanto daño le hace a la madre patria.¿Qué beneficios traería a Cataluña la separación de España? Muy pocos. Una ciudad, en pleno proceso de globalización, con la antipatía de Madrid, tendría que luchar muy duro, y por años, para consolidarse como una nación independiente. ¿Recibirían a la flamante República en Naciones Unidas, o en la Comunidad Europea? Por supuesto que no. El poder- a nivel universal- tiende a concentrarse y no a desmembrarse, como pasaría en el remoto caso que los catalanes separatistas tuvieran éxito.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS